El Reino Unido tiene derecho a poder suspender unilateralmente el proceso de salida de la Unión Europea que se aprobó en este país en referéndum en el año 2016. La fecha prevista para la salida de este estado de la Unión Europea es el 29 de marzo de 2019, fecha en la que se consumaría el denominado Brexit. Es una sentencia emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Gobierno británico puede acogerse a esta.

El llamado Brexit está causando una tormenta política

Dado que es una situación totalmente nueva, ya que es la primera vez que un miembro de la Unión Europea decide salirse de la misma, el veredicto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, era esperado para poder dejar resueltos los aspectos jurídicos que conllevan la salida del Reino Unido.

La Comisión Europea y el Consejo Europeo mantenían el criterio de que la salida del país británico no podía ser revocada de manera unilateral, en el momento que estuviese activado con base al artículo 50 del Tratado de la Unión, pero la sentencia ha sido desfavorable a esta opinión. A pesar de esta sentencia del Alto Tribunal Europeo el Gobierno de Theresa May se ha pronunciado para asegurar de que no tiene intención de frenar dicho proceso.

La sentencia llega justo antes de que el Parlamento británico celebre una sesión, en la que podría darse el triunfo de un rechazo a dicha salida de la Unión Europea, en este acto se debatirá el acuerdo del Brexit pactado con Bruselas, y la numérica parlamentaria no asegura el éxito de la aprobación del Brexit.

Theresa May necesita una mayoría simple en la Cámara de los Comunes que tiene 650 escaños. Hay ya un número de casi cien parlamentarios, tanto escépticos con Europa, como favorables a la permanencia que se han pronunciado para dejar constancia de que votarán en contra del Bréxit, ya que la salida dejaría al Reino Unido en una situación más desfavorable de la que tiene ahora.

Los diputados del Reino Unido tienen libertad de decisión y no están sujetos a la obediencia a su partido.

Los parlamentarios británicos son fieles a las necesidades y peticiones de los votantes de su circunscripción y no a las consignas de su partido, como ocurre en otros países, sin ir más lejos en España, donde la disciplina de partido impera en las votaciones de los parlamentarios.

Y por lo tanto existe una incógnita sobre el resultado de la votación parlamentaria que tiene que aprobar el Bréxit.

Literalmente la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dice: “El Reino Unido es libre de revocar unilateralmente la notificación de su intención de retirarse de la Unión Europea”, esta decisión tomada por un grupo de 25 jueces no puede ser apelada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!