El Real Madrid ha comunicado que su capitán, Sergio Ramos, ha dado positivo en las últimas PCR a las que se ha sometido la plantilla antes de su viaje a Liverpool para enfrentarse al conjunto de Jürgen Klopp en la vuelta de cuartos de la Champions. Con un breve texto, el club ha informado del positivo del central, pero no ha detallado el estado en el que se encuentra o las medidas que se van a adoptar tras este positivo. Cabe recordar que el defensa madridista se encontraba de baja desde el partido que España disputó frente a Kosovo, por lo que apenas ha estado en contacto con sus compañeros, ya que solo acudía a Valdebebas para recuperarse de su lesión muscular, haciéndolo en solitario.

Ramos se une al positivo de Varane

Sergio Ramos no es la única baja con la que cuenta Zinedine Zidane a causa del COVID-19. Precisamente su compañero titular en el centro de la defensa, Raphael Varane, se encuentra también de baja tras haber dado positivo hace una semana. Aunque el jugador francés podría encontrarse a tan solo unas horas de volver a estar disponible para el técnico blanco, finalmente no podrá viajar a Liverpool, debido al estricto protocolo que los británicos siguen en estos casos.

Aunque el defensa madridista está a un solo negativo de poder volver con sus compañeros, éste no podría viajar para el partido de vuelta. Y es que en el protocolo anticovid de los británicos existe una ley que establece que los deportistas de élite no tienen que guardar cuarentena para viajar al país, pero sí están obligados a viajar en grupo.

Algo a lo que no llegaría a tiempo el francés, que tendría que esperar al encuentro de Liga frente al Getafe para volver a los terrenos de juego.

Sergio Ramos se estaba recuperando de una lesión muscular

A pesar de este contratiempo surgido en las últimas horas, Zinedine Zidane no podía contar con el defensa para el partido de vuelta de la Champions, ya que el jugador sevillano se encontraba recuperándose de la lesión muscular en el gemelo interno que sufrió el pasado 31 de marzo.

Fue durante el partido entre España y Kosovo y donde Sergio Ramos solo disputó los últimos cinco minutos.

Desde entonces, el capitán internacional se ha perdido el encuentro frente al Eibar y el esperadísimo Clásico frente al Barcelona. También estaba previsto que no disputara la vuelta frente al Liverpool, ni el de Liga frente al Getafe, ya que su vuelta al césped estaba programada para finales de abril o principios de mayo.

No está siendo un año fácil para el jugador sevillano. A sus lesiones y su positivo por Coronavirus, se suma sus problemas a la hora de renovar con el club, con el que tiene vinculación hasta el 30 de junio y con el que todavía no ha llegado a un acuerdo de prolongación de su contrato.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Real Madrid
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!