El Mundial de Fútbol de 1982 es uno de los que más ha quedado en la memoria de los aficionados. Enormes figuras llegaron a España, sede de aquel torneo, para conseguir la Copa del Mundo. El francés Michel Platini, un joven Diego Armando Maradona o el holandés Johan Cruyff fueron sólo algunas de esas estrellas.

Italia también tenía sus estandartes y uno de ellos era sin duda el gran Paolo Rossi. El astro italiano ha fallecido a los 64 años de edad, provocando la tristeza de los aficionados italianos, pero también del fútbol mundial. Tras una larga enfermedad, este jueves su cuerpo dijo basta.

El año 2020 ha impactado muy duramente al fútbol, parado por la pandemia mundial de coronavirus durante varios meses, el reciente fallecimiento por paro cardíaco de Diego Maradona y, ahora, la muerte de Rossi.

El italiano fue el héroe de Italia en el Mundial 82, que se enfrentó a un poderoso Brasil en la final.

Rossi y la gloria italiana

Sus inicios arrancaron con enorme esplendor en su primer club, el Vicenza; luego daría el gran salto hacia la Juventus, y más tarde llegaría al AC Milán. Pero su desempeño en la Selección Italiana lo catapultó como uno de esos pocos jugadores que son amados por todos los aficionados, sin importar el club que hayan defendido. No sólo destacó por su gran nivel en el Mundial 82, sino que en él tuvo lugar su consagración en la final ante Brasil, en una tarde de julio.

Una de las más poderosas y brillantes selecciones de la historia fue sin duda el Brasil que llegó a la gran final en aquel Mundial. Contaba con figuras de la talla de Sócrates, Zico y Falco. Sin embargo, Paolo Rossi se cargó el equipo al hombro y tuvo una de las actuaciones más recordadas en la historia de los mundiales.

En aquel encuentro final, convirtió tres goles, para derrotar 3-2 al conjunto brasileño ante 44.000 espectadores que acudieron al viejo estadio del Barcelona, el Sarriá.

El tramo final de Rossi

Su enorme actuación, que permitió a una Selección Italiana simple y ordenada, sin estrellas rutilantes, derrotar al poderoso Brasil, quedó grabada en la retina de Italia como un símbolo de hasta dónde se puede llegar confiando en el equipo, con trabajo y confianza.

Por eso, en el día de ayer, el mundo del fútbol italiano perdía a uno de sus máximos ídolos. Ya retirado, la vida de la estrella italiana pasó por varios momentos conflictivos.

Estuvo vinculado en varias ocasiones al mundo de las apuestas, problema que ya había tenido en su etapa como jugador, cuando una denuncia que lo arrojó como parte integrante del conflicto recordado como 'El Totonero', le llevó a su inhabilitación durante dos años para jugar al fútbol. Una condena muy dura que lo llevó a perderse el Mundial de 1990. Sin embargo, los aficionados se han quedado con la heroica gesta del 82. Con el fallecimiento de Paolo Rossi se inicia el nacimiento de una leyenda futbolística.

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!