Murió Diego Armando Maradona, el hombre que se había transformado en leyenda antes de morir. El jugador que con su camiseta número 10 había creado el mito de ‘D10S’, un dios humano y cercano que cuando metió un gol a todas luces con la mano en pleno mundial al seleccionado inglés, tuvo la picardía de afirmar que fue ‘la mano de Dios’. Y minutos después, en el mismo partido se dio el lujo de marcar ‘el gol del siglo’.

La herencia de ‘D10S’ será reclamada por al menos cinco hijos

Maradona, además de inolvidables jugadas, frases o anécdotas, deja una cuantiosa herencia y una puja entre cinco hijos reconocidos: Dalma y Giannina, las hijas que tuvo con su histórica esposa Claudia Villafañe; Diego Jr., nacido en Italia de una relación fugaz con Cristiana Sinagra; Dieguito Fernando, el menor que tuvo con Verónica Ojeda y Jana, la última hija reconocida.

Pero además, al momento de su muerte, quedan pendientes dos causas de filiación en la Justicia argentina y otros cuatro supuestos descendientes en Cuba, según informó su letrado Matías Morla.

La herencia de Maradona es cuantiosa en contratos, inmuebles, automóviles de alta gama y valiosísimos objetos, regalos de todo tipo. Se desconoce el monto al que asciende porque se encuentra desperdigada a lo largo y lo ancho del planeta, como el nombre del jugador.

Automóviles de alta gama, joyas, contratos, componen una larga lista de bienes

En Argentina, Maradona poseía varias importantes propiedades en los barrios más selectos de Buenos Aires, Villa Devoto y Puerto Madero. Tenía cuatro vehículos en Argentina, pero dos en Dubai, Emiratos Árabes, de altísima gama: un BMW i8 tasado en 145.000 euros y un Rolls Royce Ghost, valuado en 300.000 euros, donde fue dos veces entrenador de los equipos Al-Wasl (2011/12) y Al-Fujairah (2017/18).

Un efímero paso por Bielorrusia, en Brest, le dejó impresionantes regalos: un anillo de brillantes valorado en 300.000 euros y una impresionante camioneta anfibia Overcomer Hunta, que puede navegar gracias a su chasis de fibra de vidrio a razón de ocho kilómetros por hora y tanque de combustible de 100 litros. El anillo de brillantes Maradona lo usaba como cábala en el club Gimnasia y Esgrima de La Plata, donde se desempeñaba como director técnico hasta la actualidad.

Maradona era generador de negocios y contratos

El sólo nombre de Maradona era generador de negocios de toda índole: marcas de ropa, escuelas de fútbol en China, inversiones en Cuba, que incluyen un hotel, y en Italia. Todo ello sin contar joyas y relojes. Y se desconoce si hay dinero en efectivo.

La mágica trayectoria de Maradona ha dejado también una futura disputa de sus herederos, quienes marcarán palmo a palmo la valuación de los bienes de una familia que es disfuncional y donde no hay buena relación entre los hermanos.

Sigue la página FC Barcelona
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!