El último evento de UFC en el Apex en Las Vegas regaló una pelea candidata a ser de las mejores en 2020. Dustin Poirier y Dan Hooker dieron un combate de 5 rounds para el recuerdo. Una pelea donde 'The Diamond' Poirier tuvo que venir de atrás, después de perder los dos primeros rounds. Este año durante la pandemia, ha habido peleas sangrientas y verdaderas guerras. Hace pocos días Emmett y Burgos regalaron 3 rounds de alarido. Zhang y Joanna dieron un combate femenino para los libros de historia hace semanas. Hooker y Poirier se pusieron a la par de esas peleas monstruosas.

Poirier remontó ante Hooker en una pelea inolvidable

La pelea cumplió por completo las expectativas. Además el combate tenía claras ramificaciones claves en la división de peso ligero. La división ligera es la de élite en la UFC y desde hace tiempo. Poirier llegaba a la pelea tras perder con decisión ante el campeón actual Khabib Nurmagomedov. Hooker por su parte trajo su racha de victorias, sumada una guerra reciente con Paul Felder. Los matchmakers sabían que esta pelea era potencial para ser una guerra. El neozelandés Hooker con su background de kickboxing y gran quijada. Del otro lado, un Dustin Poirier que llegaba en su mejor momento y que venía de ser campeón interino ligero.

Dan Hooker comenzó mejor el primer round y tras el clásico primer minuto de estudio, pudo encontrar su distancia.

El Hangman con su mayor alcance empezó a dañar desde temprano con su jab para luego soltar sus combinaciones. Poirier también mostró sus armas con su conocido movimiento de cabeza y tremendo counter. Esa fue la pelea; los dos repartiendo daño en una cabina telefónica. El ritmo de los dos primeros rounds fue de vértigo.

Hooker usó mejor sus low kicks temprano además de cambiar los niveles de ataque en su striking. Poirier también probó rápido la defensa de takedowns del peleador kiwi.

El segundo round fue para Poirier hasta que Hooker casi finaliza al cierre. En el clinch Hooker tuvo ventaja y con rodillas fue lastimando más al Diamond estadounidense.

Hooker puso a Poirier contra la reja e hiló las mejores combinaciones de la pelea. Ganchos, jab y hasta un codazo que parecían el final. La campana rescató a Dustin de un TKO casi seguro. El ritmo del tercer round fue más pausado, pero fue allí donde Poirier mostró su mayor experiencia. Poirier aprovechó el desgaste de Dan y ahora sacaba mayor provecho de sus puños en la corta y media distancia. Hooker con cortes y hematomas en el rostro, fue por un derribo desesperado.

Poirier contuvo el takedown y casi logró una guillotina frontal. El cuarto round fue otra vez para un Poirier con mejor forma y que estuvo a punto de finalizar con un armbar en la lona. Hooker ya no hilaba tantas combinaciones y sus jabs eran golpes lentos y sin pimienta.

La pelea dio un cambio radical. Con la pelea 2-2 en las tarjetas de muchos, el quinto iba a ser la clave de esta sangrienta guerra. Poirier más fresco conectó mejor sus ganchos y rectos y claramente se llevó la pelea tras remontar dos rounds en contra.

Perry derrotó a Gall por sorpresa

Hooker como es su costumbre aguantó la metralla. Las tarjetas fueron de 48-47 y una de 48-46 para la DU. Poirier tiene varias opciones. El actual campeón ligero interino, Justin Gaethje, podría querer vengar el TKO del pasado. O Poirier podría pelear vs Conor McGregor y vengar su derrota hace años en peso pluma. Mike Perry en peso welter le dio una lección al bocón de Mickey Gall. Perry fue más mesurado en cuanto a querer buscar un solo golpe para terminar sus peleas. Nadie pensaba que Perry iba a sacar la mejor parte en el grappling, contra un Gall superior en papel.

Perry arrolló a Gall en todos aspectos, mostrando al mundo que no solo es un striker brutal que se enfrasca en peleas de ida y vuelta.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!