El candidato presidencial por el Partido Demócrata y ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, salió al rescate de la Selección Femenina de Fútbol del país norteamericano después de que un juez desestimara una demanda contra la Federación de Fútbol de Estados Unidos por la igualdad de salarios.

El juez federal R. Gary Klausner desechó la demanda en la que las jugadoras de la selección nacional buscaban una indemnización de 66 millones de dólares. El equipo liderado por Alex Morgan y Megan Rapinoe argumentó que su sueldo no es equitativo con respecto al de los hombres.

La demanda creó un movimiento a favor de la Selección Femenina en todo el país, incluso jugadores de la Selección Masculina han mostrado su apoyo.

En fútbol femenino, Estados Unidos es la actual campeona del mundo.

Joe Biden también tiene su opinión

A pocos meses de las elecciones generales en Estados Unidos y tras superar a Bernie Sanders en las elecciones internas del Partido Demócrata, la opinión del candidato presidencial Joe Biden tiene importancia. "No renuncien a esta pelea, esto no ha terminado", fue el mensaje para las jugadoras.

Biden no tuvo solamente un mensaje alentador para las campeonas, también se dirigió a la federación estadounidense con una advertencia, "Igualdad de pago, ahora. De lo contrario, cuando sea presidente pueden ir a otro lado para buscar fondos para la Copa del Mundo", cerró.

La pelota queda en manos de Cindy Parlow Cone, la nueva presidenta de la U.S.

Soccer después de la renuncia de Carlos Cordeiro en los primeros meses de 2020. Parlow Cone es una ex jugadora de la Selección Femenina y deberá romper el esquema de la Federación para recuperar una relación casi perdida.

La denuncia por los derechos civiles sigue en pie

Dentro del proceso abierto por las jugadores también estaban incluidas denuncias por discriminación en el uso de vuelos, hospedajes, servicios médicos y de apoyo para los entrenamientos.

Esta parte de la demanda procede y entrará en juicio el 16 de junio en Los Ángeles.

"La historia de las negociaciones entre las partes demuestra que la selección femenina rechazó una oferta para recibir una remuneración bajo la misma estructura de pago por juego que la selección masculina", explicó el juez Klausner.

Apelarán la decisión

El golpe ha sido duro para la Selección Femenina y para el fútbol femenino en Estados Unidos. Sin embargo, mantienen la esperanza de ganar el caso y apelarán la decisión del juez federal.

"Estamos decepcionadas con la decisión pero no claudicaremos, confiamos en nuestro caso y nos mantendremos firmes en nuestro compromiso de garantizar que las niñas y mujeres que practican este deporte no sean menospreciadas", comentó la portavoz de las futbolistas, Molly Levinson.

Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!