Alberto Contador es uno de los ciclistas españoles más aclamados y conocidos, a nivel mundial. Aunque abandonó la bicicleta, de forma profesional, en el año 2017, muchos han sido los triunfos que ha logrado a lo largo de su carrera, teniendo un total de, nada más y nada menos que 69 victorias como profesional.

Pasión por el ciclismo desde niño

Alberto Contador es miembro de una familia numerosa. Siendo el tercero de cuatro hermanos, el pequeño de todos ellos, Raúl, es su gran debilidad. Este sufre parálisis cerebral y se ha convertido en un modelo de vida para el ciclista.

El deporte ha sido algo con lo que siempre ha convivido. Antes de dedicarse al completo al ciclismo, jugó al fútbol y practicó atletismo. De hecho, en este último destacaba con creces, pero decidió que la bicicleta iba más con él.

Su pasión por el ciclismo también viene desde que era pequeño, ya que se iba con uno de sus hermanos y su grupo de amigos a montar en bicicleta desde Pinto hasta Navacerrada. De hecho, el primer día que realizó una salida con ellos tan solo tenía 14 años y, con una bicicleta prestada y de hierro, consiguió dejarles atrás en un recorrido de, nada más y nada menos que 80 kilómetros.

A los 16 años debutó y se ganó el apodo de 'Pantani' por su habilidad de ir en bicicleta por montaña. Nombrado así por sus propios compañeros haciendo honor al escalador italiano Marco Pantani.

Gran amante de los animales

Vive a las afueras de Pinto. Allí desarrolla una de sus grandes pasiones: la cría de jilgueros y canarios. De hecho, ha reconocido en alguna ocasión que, si no se hubiera dedicado al mundo del ciclismo, su deseo era estudiar veterinaria.

Pero el mundo de las aves no es su única pasión, además del ciclismo. Los perros son animales que también le gustan mucho. De hecho, ha tenido como mascota dos weimaraners, cuyos nombres no están elegidos al azar: Tour y Giro.

El ciclismo, su vida

Como era de esperar, tiene un montón de bicicletas, nada más y nada menos que 40. Alberto Contador reconoció en una entrevista para el periódico deportivo AS que las tiene guardadas en una especie de museo, teniendo en su poder todas las bicicletas que han pasado por su vida.

Tiene muy claro cuáles son sus sitios favoritos para entrenar. Aunque reconoce que todo depende del momento, Lugano, Navacerrada, Tenerife y Gran Canaria son los lugares donde pasaría horas y horas en la bicicleta sin importar nada.

A pesar de que su vida ha estado ligada a un continuo entrenamiento, Alberto Contador también disfruta de momentos de desconexión. Para ello, disfruta de la música celta en aquellos momentos donde busca relajarse y ve series de Televisión cuando quiere desconectar.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!