Enric Mas, el ciclista nacido en Mallorca, que logró quedar en segunda posición durante la Vuelta a España del año pasado, ha llegado al Tour de Francia para aprender, pero pensando que en su debut intentará estar en los mejores puestos de la general.

Enric Mas, presentado para participar en el Tour de Francia

La rueda de prensa de presentación de Enric Mas ha sido extraña para muchos periodistas que se han desplazado hasta tierras francesas, por tener lugar en una tienda rodeados de frutas y verduras, con un mostrador del pan.

Los ciclistas contestaban a las múltiples preguntas de los periodistas desplazados hasta el lugar, mientras los clientes de la tienda hacían la compra. Y, allí, en medio de un supermercado belga estaba Julian Alaphilippe, una auténtica estrella del Tour de Francia. Y un joven ciclista de la localidad de Artá, un pueblo situado en la zona norte de la isla de Mallorca, que vive en Andorra La Vella, Enric Mas.

Mas no tardó en rodearse de los periodistas españoles y comentó que en la última edición de la Vuelta a España, donde consiguió el segundo puesto, llegó en mucha peor forma que al Tour de Francia.

El joven ciclista mallorquín, de 24 años de edad, ha viajado hasta el Tour de Francia para aprender lo máximo posible y con el objetivo de poder quedar entre los diez primeros. Pero reconoce que esta edición es muy abierta y que no hay un claro favorito y que le gustaría poder ganar a alguno de los ciclistas que aspiran a estar a la cabeza de la general.

El mallorquín es la gran promesa del ciclismo español

El equipo al que pertenece Enric Mas es único en el Tour de Francia y ha decidido tener dos perfiles muy diferentes.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión

Por ejemplo, Mas es considerado un ciclista “extraño” en comparación con Alaphilippe, este último intenta ganar en todas las etapas, mientras que Mas se centra en ganar en las pruebas de altitud como fue, primero, en Colombia y, después, durante la Vuelta de España en Sierra Nevada. El español es un ciclista al viejo estilo que no ha querido hacer pruebas pequeñas y se ha centrado en el Tour de Francia.

El equipo le ha ofrecido la libertad que necesite, que se mueva como considere oportuno. En otras palabras, en las pruebas de montaña tendrá que buscarse la vida y tendrá la ayuda de Dries Devenys para, por ejemplo, conseguir agua del coche de aprovisionamiento.

Para Enric Mas tener a una nube de periodistas rodeándole y con interés en lograr sus declaraciones, es un auténtico sueño.

El ciclista tiene en mente la prueba contrarreloj organizado por equipos, que tendrá lugar el próximo domingo. Después le preocupa la tensión que se iniciará la próxima semana. El ciclista está muy motivado y en plena forma física.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más