El accidente de coche en el que el futbolista José Antonio Reyes, de 35 años, falleció el pasado 1 de junio continúa sin resolverse un mes después de la tragedia, que también se llevó por delante la vida de su primo Jonathan, de 23. El único superviviente, Juan Manuel Calderón, también primo del delantero, sigue ingresado en estado grave.

El siniestro, ocurrido alrededor del mediodía cuando el eterno capitán del Sevilla Fútbol Club regresaba, después de entrenar con el que fue su último equipo, el Extremadura, a Utrera, su localidad natal, por la vía que une este municipio con la capital de Andalucía, permanece todavía bajo investigación.

La Guardia Civil, cuya primera hipótesis fue el exceso de velocidad, sigue intentado aclarar sin prisa pero sin pausa las causas por las que el vehículo que conducía el que fuera también jugador del Atlético de Madrid y del Real Madrid se salió de la carretera y se incendió posteriormente.

A la espera del atestado final

Según cuenta el periódico El País, el Instituto Armado se encuentra en estos momentos perfilando el informe técnico que debe reflejar el motivo de las muertes del deportista y su primo.

Además de la cautela que se impone en este tipo de casos, la complejidad a la hora de calcular la velocidad exacta a la que Reyes llevaba su Mercedes Brabus ha hecho que la investigación se retrase.

El vehículo de alta gama en el que perdió la vida el futbolista tenía 550 CV de potencia y podía alcanzar los 250 km/h. Pero ni la Guardia Civil ni la Dirección General de Tráfico han confirmado aún oficialmente la velocidad que llevaba el automóvil siniestrado en el momento del accidente.

De todos modos, el director de la DGT, Pere Navarro, solo tres días después del suceso, ya apuntó a la "velocidad" como causa "porque el coche se salió de la vía, volcó y se incendió".

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión Real Madrid

Sin embargo, Navarro se basaba en el atestado preliminar, y se desconoce si esas palabras serán ratificadas por el informe final, que aún "no se ha entregado", como ha confirmado un portavoz de la Benemérita al diario de Prisa.

El mencionado documento preliminar que obra en poder del juzgado de Alcalá de Guadaíra encargado de la instrucción, no descartaba que una "distracción o afección" de José Antonio Reyes al volante pudiera estar también detrás de la tragedia.

El primo de Reyes sigue grave en la UCI

Mientras el recordado jugador sevillano y Jonathan Reyes perecieron en el acto con el vehículo en llamas, el otro acompañante del futbolista, Juan Manuel Calderón, de 22 años, consiguió salir con vida del accidente.

Su estado sigue siendo grave, aunque se mantiene estable en la UCI del Hospital Virgen del Rocío.

Calderón sufrió quemaduras en más del 60% de su cuerpo y se somete continuamente a intervenciones de riesgo debido a la posibilidad de infecciones. Su recuperación en la unidad de Grandes Quemados del centro sanitario sevillano es muy lenta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más