Ayer la Fórmula 1 se despertó con una mala noticia: ha muerto la leyenda del deporte, el piloto austriaco Niki Lauda. Llegó a ganar en tres ocasiones el campeonato del mundo. Uno de los mejores pilotos de la historia de la Fórmula 1, Niki Lauda, ha fallecido a los setenta años de edad. La última noticia sobre la salud del piloto fue del pasado verano, en agosto del 2018, cuando se confirmó que el piloto tuvo que hacer frente a un trasplante de pulmón (por causa de las consecuencias del accidente de Fórmula 1 que había sufrido) que le obligó a estar hospitalizado (algo que detestaba) durante varios meses.

Fue un icono del deporte durante los años setenta y ochenta

El piloto austriaco Niki Lauda ganó tres veces el campeonato del mundo de Fórmula 1, lo que hizo que se convirtiera en un icono de este deporte durante los años setenta y ochenta. Ha fallecido este lunes, según un comunicado facilitado por su familia a los medios de comunicación, a los 70 años de edad.

Andreas Nikolaus Lauda, como se llamaba en realidad, ganó los campeonatos de los años 1975, 1977 y 1984; además de lograr el subcampeonato del año 1976.

Como curiosidad, la primera vez que ganó una prueba fue en el Gran Premio de España del año 1974. Llegó a pilotar en las escuderías más importantes del momento como fueron McClaren, March, Brabham, BRM o Ferrari.

Pero, sin duda, el accidente que sufrió en el Gran Premio de Alemania del año 1976 fue un antes y un después, no solo en su vida, en el deporte en general. Después de retirarse de la Fórmula 1 intentó tener su propia aerolínea (una de sus grandes pasiones era volar) y llegó a ser asesor y accionista de Mercedes hasta poco antes de fallecer. También fue uno de los comentaristas históricos de la Fórmula 1.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Arte

Lo apodaban 'El ratón' por la forma de sus dientes

Su biografía se inicia en una familia adinerada. Según la prensa de la época, su abuelo paterno era Juan Lauda Crespo, un emigrante natural de un pueblo de Orense. Aunque Lauda había estudiado para trabajar en el mundo de los negocios, decidió que quería ser piloto de carreras, en contra de la opinión de toda su familia.

Empezó en la Fórmula 1 en el año 1971, en el BRM, aunque con poco éxito.

Después, el propio Enzo Ferrari, tras recibir muy buenas referencias sobre el joven piloto austrIaco, decidió ficharlo para Ferrari. Gracias al gran trabajo técnico del austrIaco, se inició una etapa dorada en Ferrari durante la década de los setenta. En su debut, en el Gran Premio de Australia, Lauda logró la segunda posición. En la cuarta carrera con Ferrari, logró su primera victoria.

Durante su carrera, tuvo una relación muy especial con James Hunt que le llamaba “ratón” por sus dientes.

En la pista eran completamente opuestos: Lauda era más técnico, más estratega; mientras, Hunt era mucho más rápido y se arriesgaba más. Pero, fuera de la pista, eran amigos y lo demostraron hasta la muerte de James Hunt. Sin duda, ha muerto uno de los mejores pilotos de la historia, cuya vida es un ejemplo de superación, perseverancia y constancia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más