Se ha revelado que el propietario del París Saint German, Nasser Al-Khelaïfi, es uno de los sospechosos, dentro de una investigación abierta. Nasser Al-Khelaïfi es uno de los posibles culpables de haber favorecido a la candidatura de la ciudad de Doha tanto en los mundiales de atletismo del año 2017 como del 2019.

Nasser Al-Khelaïfi lleva al frente del equipo francés desde el año 2011

De esta manera, el presidente del equipo de Fútbol PSG, París Saint Germain, Nasser Al Khelaïfi, ha sido imputado por el delito de “corrupción de forma activa” dentro de un procedimiento abierto por parte de la justicia de Francia por la atribución con intereses “ocultos” de una serie de competiciones de ámbito internacional.

Anuncios
Anuncios

Más concretamente, en el caso de los Mundiales de Atletismo que Catar tenía interés en organizar en el año 2017.

Fuente judiciales han indicado a la agencia EFE que la inculpación está en relación con una serie de pagos, de manera supuesta, fueron vinculados a los Mundiales de Atletismo del susodicho año que, al final y a pesar de todos los esfuerzos realizados, se acabó celebrando en la ciudad de Londres.

Según el periódico “Le Parisien”, la imputación se basa en una serie de pruebas en las que se demuestra que Al Khelaïfi dio validez a un pago de 3.5 millones de dólares (al cambio, 3,1 millones de euros) al que era, en ese momento, el presidente de IAAF (Federación Internacional de Atletismo) durante los años 1999 y el 2015, Lamine Diack de nacionalidad senegalesa.

Anuncios

Al Khelaïfi ya había declarado el pasado mes de marzo ante el magistrado especializado en el campo de la delincuencia financiera del Tribunal de la ciudad de París, Renaud Van Ruymbeke, ante las numerosas sospechas de haber llevado a cabo la distribución de una serie de comisione para poder conseguir que la organización de la mencionada competición tuviera lugar en Doha.

Hay que recordar que Al Khelaïfi no solo está al frente del importante equipo de fútbol francés desde el pasado año 2011, también, es el actual presidente de la sociedad que tiene la propiedad de QSI (Qatar Sport Investment), que es la empresa filial del fondo soberano del país de Qatar.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Fútbol

Además, su propio hermano, Khalid, ha sido el creador y es el director de otra empresa cuyo negocio es muy similar, el Oryx Qatar Sport Investment.

Van Ruymbeke, que es el encargado de investigar las numerosas ramificaciones de tipo financiero del escándalo que ha rodeado el dopaje de unos atletas de nacionalidad rusa, acabó descubriendo dos pagos que se realizaron durante el año 2011 por la empresa Oryx.

La cantidad era de 3.5 millones de dólares y el destinatario era la sociedad ubicada en Senegal, Pamodzi Sports Consulting que, casualmente, su propietario es el hijo del propio Lamine Diack, Papa Massata Dieck.

Según la investigación, este dinero tenía como objetivo hacer más fácil que los Mundiales de Atletismo del año 2017 fueran organizados en la ciudad de Doha. Pero, finalmente, la IAAF decidió que tuvieran lugar en la ciudad de Londres.

Anuncios

La capital del reino catarí acabó celebrando dicho mundial dos años más tarde

Para Francis Szpiner, abogado defensor de Al Khelaïfi, todo esto es fruto de un lamentable malentendido, ya que el juez ha confundido la empresa Oryz QSI, sociedad 100% privada dirigida por el hermano de su defendido, con QSI, fondo localizado en Qatar y del cual el propio Nasser Al Khelaïfi tiene la dirección.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más