Neymar Junior se encuentra aparentemente arrepentido de haberse marchado del FC Barcelona, un club que era su casa hace dos temporadas y donde rompió varios récords e hizo historia, esto a tan solo un año de su fichaje histórico al club francés PSG, por la cantidad de 222 Millones de euros, en lo que fue el fichaje más caro de la historia hasta el momento.

Actualmente, a pesar de haberse mudado con el equipo más respetado de la liga francesa, Neymar siente que tomó una decisión apresurada cuando aceptó la oferta del PSG, equipo donde además comparte una rivalidad con el Futbolista Edinson Cavani. Si bien ambos jugadores han admitido sus diferencias, después de la polémica en torno al cobre de un penal en un juego contra Lyon en septiembre del año pasado, los dos jugadores han estado trabajando para mejorar su relación personal y así los resultados del equipo de la ciudad luz.

Según medios catalanes, como El Mundo Deportivo, La estrella brasilera quien también estaría negociando en estos momentos con el Real Madrid, preferiría pasar al Barcelona, una ciudad que le es familiar, siendo parte de un club donde podría seguir compartiendo con sus amigos Messi, Suaréz y Rakitic.

Neymar Jr esperaba un mejor nivel de juego en La Ligue

Otras de las razones para regresar también serían el darse cuenta de que, a pesar del poderío económico del club francés, del cual el riquísimo estado de Qatar es el único accionista desde el año 2012, Neymar no sabía que el nivel de juego de La Ligue francesa era tan inferior al de la Liga española, ni tampoco imaginó que el vestuario del Paris Saint-Germain estaría tan lleno de tensiones.

Según el Mundo Deportivo, Neymar también estaría preocupado por Kylian Mbappé, quien se ha convertido en estos últimos meses, en una estrella imparable, sobre todo luego de su participación en el Mundial de Rusia celebrado hace un par de meses.

La estrella brasilera consideraría a Mbappé como una competencia que podría arrebatarle protagonismo.

Un eventual fichaje podría costar 400 Millones de euros

Sin embargo, el PSG no piensa dejársela tan fácil a Neymar, debido a que este jugador es una de sus principales figuras, el club francés ha puesto un precio estimado de 400 Millones de euros para habilitar el pase del talentoso jugador. Una suma muy grande que la mayoría de los clubs no puede permitirse pagar.

Aparte del enorme costo monetario, el equipo dirigido por Ernesto Valverde tampoco estaría muy abierto a la posibilidad de un regreso del delantero brasilero. Según fuentes cercanas al equipo, el vestuario azulgrana estaría reacio a esta idea debido principalmente a que el equipo ya cuenta con los refuerzos necesarios para afrontar y posiblemente ganar la próxima temporada.