A través de una carta, el presidente federativo ha expuesto las razones y motivos del por qué la federación no autoriza la ejecución del encuentro en tierras norteamericanas. El juego se realizaría en Miami el próximo año, específicamente el 26 de enero y forma parte de la jornada número 21 de la Liga Santander.

Razones de la RFEF para oponerse al encuentro en Miami

Según la Federación, no están dadas las condiciones para que el partido se pueda llevar a cabo. Para Rubiales, el tiempo de preparación es muy corto y son muchos los aspectos que deben tomarse en cuenta durante los meses previos.

Como parte de un trabajo periodístico elaborado por el diario español El Mundo, referente al tema en cuestión, el medio comunica que la FIFA se había comunicado con la RFEF haciéndole saber su negativa con respecto al juego.

Todo parece ser una decisión del propio órgano rector, o al menos es lo que Luis Rubiales le ha expresado a la Liga. Para Javier Tebas, presidente de la Liga Española de Fútbol, la FIFA no tiene injerencia en este tipo de decisiones.

Por otra parte, la Federación dejaría la puerta abierta ante una diminuta posibilidad de que el encuentro entre Girona y Barcelona se logre efectuar en Miami tal y como la Liga lo tenía previsto, aunque el mismo ha causado polémicas desde que se anunció.

Detractores del partido en Miami

Uno de los organismos que siempre ha estado en contra de que el partido se lleve a cabo en Miami ha sido el sindicato de jugadores, la AFE. Este es otro de los motivos por los que Rubiales considera que no existen condiciones para tal enfrentamiento.

Para que el encuentro se pueda llevar a cabo en los Estados Unidos [VIDEO] no solo es necesaria la autorización de los equipos involucrados, sino que además debe contar con el apoyo de la AFE, quien desde el inicio se ha mostrado renuente con la idea.

De hecho, hasta llegaron a amenazar con irse a huelga si estos encuentros se realizaban en el continente americano.

De no haber tenido problemas con el sindicato y contando con la autorización de los clubes, la Federación hubiese procedido a platear el caso a la UEFA y la FIFA. El asunto es que ambas asociaciones tampoco se encuentran de acuerdo con la ejecución del partido en Estados Unidos.

Ante todo el malestar que está causando la pretensión de la Liga, la RFEF [VIDEO]ha decidido adelantar su respuesta, la cual tenía como fecha tope el 5 de enero. Por su parte, Javier Tebas no está dispuesto a ceder tan fácilmente. El mandamás de la Liga ya se encuentra en conversaciones con representantes de la AFE y desea poder hacer lo mismo con Rubiales, de manera de poder llegar a un acuerdo que beneficie a todas las partes involucradas.