Todo empieza con una diferencia de criterios. Sí, la del técnico uruguayo Gustavo Poyet y la directiva del Girondins de Burdeos. La directiva lo puso en el alambre y comenzaron la búsqueda de un nuevo entrenador, y la elección fue Thierry Henry. Según el portal francés RMG Sport, ya está todo listo para que el club perteneciente a la Ligue 1 haga el anuncio oficial de su nuevo técnico, en sustitución de Poyet.

Por qué se va Poyet

Tras el triunfo en la fase previa de la Europa League, ante el ucraniano equipo de Mariupol, Poyet no estaba conforme con los fichajes hechos durante el mercado de fichajes, quien se desprendió de una de sus importantes piezas, Gaëtan Laborde.

La rueda de prensa después de la victoria ante el Mariupol fue el escenario para su explosión sobre la directiva y el presidente del Girondins de Burdeos, donde además exigió a los mismos una explicación pública. Según Poyet, él solicitó expresamente que no se desprendieran del delantero sin antes tener el reemplazo, calificando el movimiento como “una vergüenza”. Cuenta el técnico uruguayo que llegó al hotel la mañana del partido de Europa League y él no estaba allí. Le llamó y ya estaba en Montpellier.

La postura y declaraciones de Gustavo Poyet fueron consideradas por Stéphane Martin, presidente del equipo, como “una falta de respeto al club y a sus dirigente”. Luego de esto el equipo francés decidió reunirse con él, sancionarlo y apartarlo por una semana del equipo. Aunque durante la rueda de prensa Poyet exigió “respeto y profesionalismo", la respuesta del Girondins de Burdeos ha sido otra.

De la cabina de Sky Sports al banquillo

Henry tiene un largo bagaje en los campos antes de sentarse a dirigir un equipo de la Ligue 1 [VIDEO]. Ya a los 17 años vestía la camiseta del Mónaco gracias a alguien que le ha acompañado gran parte de su carrera: Arsène Wenger, quien también lo dirigió en el Arsenal.

En el equipo inglés tiene, aún hoy, el récord de mayor goleador [VIDEO] con 228 dianas. También tiene esa distinción en la selección francesa, con 51 goles, en la que fue Campeón del Mundo 1998. En este club estuvo 9 años (en dos etapas) antes de llegar al Barça donde fue factor fundamental en el triplete azulgrana con Pep Guardiola.

Aunque su carrera como futbolista terminó en el Arsenal, tuvo un paso por el New York Red Bull de la Major League Soccer, en Estados Unidos, antes de volver al equipo inglés. Del terreno de juego subió a los palcos de transmisión de los partidos con Sky Sports, donde conoció a Roberto Martínez, quien posteriormente se lo llevó con él a la selección de Bélgica, donde fue su asistente. Ahora solo falta la presentació npara que Thierry Henry se convierta en el más reciente de los campeones del 98 en dirigir en La Ligue 1, cosa que ya hace este año Patrick Vieira con el Niza.