La tradición se ha respetado, una vez más Cristiano Ronaldo hizo su debut en un campeonato liguero sin lograr marcar un gol. Sucedió con el Manchester United en la Premier League en el 2003; se repitió con la camiseta del Real Madrid en la Liga Santander el 2009; y completó el domingo su tercer debut en una nueva liga, como es la serie A italiana.

Estuvo bien durante el partido, alternando posiciones de ataque con Paulo Dybala y Douglas Costa inicialmente y luego con el sustituto Mario Mandzukic. "Ronaldo salió bien", comentó Massimiliano Allegri al final del partido. Pues estaba satisfecho con el portugués que intentó debutar con un gol.

Cristiano Ronaldo [VIDEO]cabeceó un lanzamiento para marcar, pero el portero del Chievo Verona, Sorrentino, supo atajar bien.

Números del portugués

Mientras que hoy ha pasado el día haciendo ejercicio en el gimnasio, ayer, en los 90 minutos transcurridos en el campo de juego de Bentegodi, Ronaldo ha sido el que más kilómetros recorrió, sirviendo como la principal referencia ofensiva del equipo de Allegri. Casi 10 kilómetros corrió durante todo el encuentro, mientras mantenía bajo presión a la defensa de Chievo y al portero Sorrentino. En total realizó ocho tiros, los cuales cinco fueron a puerta y tres fuera.

Este gran delantero de corte moderno, que se ha variado su juego en innumerables ocasiones, demostró ser peligroso de varias maneras: cinco tiros por la derecha, uno por la izquierda y dos remates de cabeza.

Es un repertorio completo digno del jugador más decisivo del mundo. Además tuvo un alto porcentaje de pases precisos, 90%, y ganó tres duelos aéreos.

Estadísticas buenas y malas

Números positivos, pero también un poco de números negativos en el partido del número 7. La defensa de Chievo estaba toda concentrada en la misión imposible de detener a Cristiano Ronaldo. Fue un muro que detuvo a CR7 [VIDEO], pero se liberó la atención defensiva de los compañeros libres que pudieron marcar goles tres para dar la victoria al conjunto bianconero.

Muchos también fueron los balones perdidos, 13 por la falta de calidad en los pases de los compañeros (una deuda pendiente para los que están en el ataque junto al astro portugués), cosa que es un punto a favor y digno de aplaudir para la defensa contraria. Desecharon dos claras ocasiones de gol, gracias al gran trabajo del portero del equipo contrario que supo neutralizar al aplastante campeón portugués.