Tras la salida de Paulinho del Barça al Fútbol chino, Ernesto Valverde, DT del Barcelona fue categórico con la directiva: necesito un centrocampista potente, físico y con llegada. Y la respuesta de la Secretaría Técnica fue: Arturo Vidal. Los blaugranas estaban tras la búsqueda de Rabiot y Pogba, pero al no avanzar esas conversaciones y conocer, a través del agente del chileno, que Vidal saldría del Bayern, iniciaron la persecución del mediocampista sudamericano.

Las negociaciones

El Barcelona intensificó este jueves su deseo de fichar a Vidal [VIDEO] para la venidera temporada de LaLiga. Por su parte, Vidal y su agente, que tenían en puerta un par de ofertas más del fútbol italiano, se han abocado a la propuesta catalana.

Los azulgrana [VIDEO] ya tienen un acuerdo pactado con el club alemán que es muy ventajoso para ambas partes, sobre todo para el club con sede en el Camp Nou que se estaría quedando con el chileno por la mitad de lo que fue vendido Paulinho. El pase de Vidal, de Alemania a España, se está cerrando por 20 millones de euros, aproximadamente. La razón por la que no se ha oficializado el traspaso es que aún no se ha llegado a un acuerdo con el jugador por sus honorarios. El contrato sería por 3 años.

El Inter de Milán en la puja

Horas antes de que el Barcelona se interesara por Arturo Vidal, dos equipos italianos estaban tras él. El equipo que dio detalles, muy poco antes, fue el Inter de Milán, quien daba por hecho el cierre de la negociación.

En la propuesta, el Bayern cedía a Vidal por un año al club milanés, con una opción obligatoria de compra alrededor de los 20 millones de euros.

El salario de Vidal sería de 4.5 millones de euros por campaña, lo que lo colocaría en el top ten de los mejor pagados de la Serie A italiana.

Objetivo: La Champions League

Aunque Arturo Vidal cuenta en su historial con cuatro campeonatos de la liga de Italia, tres de Alemania, una copa italiana, una copa alemana, dos Supercopas de Italia, dos de Alemania y dos Copa América con la selección de su país, falta una presea que para él es vital. Aunque estuvo en la final de una (la de 2015 ante el Barça) que no ganó, quiere sumar a sus trofeos una Liga de Campeones. Y por eso es capaz de algunos sacrificios.

Vidal está dispuesto a sacrificar una parte de lo que sería su ingreso anual a cambio de estar en un equipo con posibilidades ciertas de ganar la Champions, donde estaría rodeado de estrellas como Messi, Suárez o Coutinho, entre otros. Pero, aunque Vidal está dispuesto a dejar de ganar los 4.5 millones del Inter, tampoco quiere aceptar lo que primero le ofrezca el Barcelona. Es por ello que hay que aguardar un poco para oficializar el acuerdo.