Los problemas en el Milán [VIDEO] parecen no tener fin. Después de haber cambiado de mando a principios de julio para intentar restablecerse financieramente, ahora su técnico, el ex jugador Gennaro Gattuso, forma parte de una lista con otras 42 personas acusadas de involucrarse en un esquema de lavado de dinero y transferencia fraudulenta de valores . La información es del diario italiano Corriere della Sera.

Gattuso está tranquilo ante la situación

El italiano fue accionista con el 35% de participación de una empresa especializada en la cría de cerdos, objetivo de una operación llamada Perseo, conducida por policías e investigadores de Turín, en Italia.

Sin embargo, como señala la publicación, Gattuso sería una pieza secundaria en el caso, pues fue accionista minoritario entre 2011 y 2013, y la pieza clave de interés es el administrador de la empresa en el período en cuestión, Pasqualle Motta. La empresa quebró en 2014.

Según el periódico, Gattuso está entre los investigados, porque la empresa de la que era accionista fue utilizada para el lavado de dinero. El ex jugador divulgó, a través de su abogado, una nota en la que afirma que éste era "un paso natural" en el proceso de investigación, pero que él estaba "sólo indirectamente" involucrado en la empresa.

Gennaro Gattuso llegó al mando técnico del Milán en noviembre de 2017, sustituyendo a Vincenzo Montella, que recogía malos resultados en el equipo. Como jugador, actuó en el club entre los años 1999 y 2012, cuando logró conquistar dos Campeonatos Italianos, dos Ligas de los Campeones y una Copa de Italia.

También ayudó en la conquista de la Copa del Mundo por Italia en 2006.

Gattuso es un personaje explosivo

Gattuso siempre se ha caracterizado por ser un personaje de carácter fuerte, tanto como jugador y ahora como técnico. Iniciando su período como timonel de los rossoneri, tuvo enfrentamientos muy graves con el portero Gianluigi Donnarumma [VIDEO].

El bochornoso enfrentamiento se dio en un encuentro entre el Bologna y el Milán. El entrenador italiano le dijo en tono de amenaza al cancerbero, que tenía que hacer lo que se indicara, pues de otra manera lo destruiría durante la semana.

Este altercado provocó serios cuestionamientos al entrenador que tuvo que esquivar las críticas negativas aceptando que es una persona que siempre está tenso, inclusive cuando comparte tiempo con su hijo.

El AC Milan apenas logró la sexta posición en el calcio italiano, una posición que deja mucho que pensar y que hace extrañar al equipo sensacional de los años 90 e inicios del 2000 que tanta gloria dio a los seguidores rossoneri.