La Real Federación Española de Fútbol ha decidido este lunes, que la próxima edición de la Supercopa de España, se jugará en partido único y se disputará el próximo 12 de agosto. El presidente, Luis Rubiales, anunció la noticia mediante una rueda de prensa en presencia de su junta directiva.

Sin embargo, la RFEF aún está a la espera del permiso por parte de la FIFA, para poder disputar el encuentro en la ciudad de Tánger, en Marruecos. Esta sede sería la anfitriona del partido que disputarán el FC Barcelona y el Sevilla, el próximo mes.

Una Supercopa histórica para el Sevilla y el FC Barcelona

Esta edición de la Supercopa de España, será la primera en jugarse fuera de territorio español, por lo que supone un partido con un importante contexto histórico.

Marruecos será el primer país extranjero en albergar una competición española de importancia en el fútbol español.

Con esta decisión tomada por parte de Luis Rubiales y su junta directiva, se termina la polémica que mantenía el Sevilla a no querer disputar la competición a partido único, sin embargo, tendrán que acatar a la decisión final de la RFEF. Por otro lado, el FC Barcelona [VIDEO]ha aceptado sin críticas la decisión tomada este lunes. Se dice que ya están preparando su primer partido oficial de la próxima temporada 2018-2019, que tendrá lugar en territorio extranjero.

Una de las causas de haber decidido jugar en Marruecos, era que tanto el Barcelona como el Sevilla, querían jugar en el estadio del rival, por lo que una sede fuera de territorio español, sería un ambiente imparcial para ambos clubes.

Luis Rubiales, explicó que la decisión fue tomada con unanimidad entre la AFE y LaLiga, y que aún esperan el permiso que debe ser otorgado por la FIFA [VIDEO]para jugarse en Marruecos. Pero afirma está convencido que no habrá ningún problema en concretarse.

Cada club tendrá excelentes beneficios para esta edición de la Supercopa

El presidente de la RFEF también aclaró que cada institución tendrá una disponibilidad de venta de 6.000 entradas para el partido, por si sus seguidores desean viajar, y que de jugarse en Tánger, Marruecos, cada equipo tendrá una bonificación que superará los 950.000 euros por solo disputar el encuentro.

España ha decidido seguir los pasos de Francia e Italia, quienes desde hace unos años atrás, vienen disputando sus Supercopas nacionales, en territorios extranjeros. Países como los Estados Unidos, Canadá, Qatar, China, Austria, Arabia Saudí y hasta el mismo Marruecos ya han albergado sus eventos.