Es seguro decir que no habrá un período de prueba para el nuevo entrenador del Chelsea, Maurizio Sarri, mientras se aclimata como el sucesor de Antonio Conte [VIDEO].

El Chelsea se encuentra en el medio del verano más crucial desde que Roman Abramovich compró el club en 2003, con los jugadores actuales para tranquilizar y los nuevos para firmar en una ventana de transferencia muy corta dominada por la Copa del Mundo.

Las prioridades más urgentes para Sarri en los próximos días

Dos belgas del Chelsea se resistieron a firmar nuevos contratos a largo plazo para ver quién reemplazaría a Conte y a quién apunta el club para fortalecer a un escuadrón vacilante este verano.

Los directores no deciden qué jugadores comprar y vender en Chelsea, pero Sarri [VIDEO]necesita saber si puede contar con Courtois y Hazard, este último de quien sospecha que disfrutaría aparecer en el tipo de sistema de ataque dinámico empleado por el Napoli.

Es poco probable que Manchester City vuelva a hacer negocios con Napoli luego de que se retiraran de un acuerdo para el mediocampista Jorginho. El internacional de Italia fue un objetivo principal para Pep Guardiola, pero ahora se ha unido al Chelsea en un acuerdo de cinco años por unos 60 millones de euros.

La ciudad cree que Jorginho, de 26 años, prefirió cambiar a los campeones de la Premier League, a pesar de las afirmaciones del presidente del Napoli Aurelio De Laurentiis de que preferiría mudarse a Londres.

El Nápoles traiciona al City

Apenas el jueves, Jorginho le dijo al City que prefería unirse a ellos, pero aparentemente fue "intimidado" para mudarse al Chelsea con la amenaza de verse obligado a cumplir los dos años restantes de su contrato con Napoli.

El mes pasado, De Laurentiis y City pactaron un monto de transferencia de 43 millones de libras esterlinas, pero Napoli incumplió ese trato, dejando atónita a la jerarquía del club.

Desde entonces, Chelsea despidió al técnico Antonio Conte y nombró al ex técnico del Nápoles, Maurizio Sarri, con Jorginho convirtiéndose en su primer fichaje.

City se negó a igualar la oferta del Chelsea por Jorginho y se retiró del trato justo cuando se negaron a cumplir con las demandas que consideraron excesivas durante el periodo de transferencia de enero, incluyendo ofertas para Alexis Sánchez del Arsenal y Fred del Shakhtar Donetsk, quienes se unieron al Manchester United.

El nuevo timonel de los Blues tiene un panorama difícil al frente y espera poder convencer a las actuales figuras, como es el caso de Courtois y Hazard de que pueden seguir en el club y que las metas son ambiciosas, entre las que se destaca volver a la competición reina de Europa, como es la Liga de Campeones.