Colombia y Japón cerraban el telón de la primera jornada del grupo H. El partido se jugaba en el estadio Mordovia Arena de la ciudad rusa de Saransk. Los colombianos llegaban como uno de los favoritos del grupo integrado por Polonia, Senegal y los dos equipos ya nombrados.

Mal comienzo en el partido para Colombia

Cuando apenas transcurría el minuto 3’ se originó en el área chica colombiana una infortunada jugada para los neogranadinos. Carlos Alberto Sánchez, mediocampista de Colombia cometería una falta dentro del área al tocar el balón [VIDEO] con su brazo derecho, lo que causó que el principal lo sancionara con una tarjeta roja directa y de esta manera tuviese que abandonar el partido dejando a su selección en desventaja con un jugador menos.

El encargado de cobrar el tiro penalti por parte de los japoneses fue Shinji Kagawa, futbolista que milita en la Bundes Liga con el Borussia Dortmund. De esta manera al minuto 6’ los nipones ya estaban en ventaja y con el plus de contar con un jugador más en la cancha que los colombianos enfrentarían el resto del partido.

Colombia intentó reponerse de su mal inicio

Pese a la adversidad, la selección de Colombia intentó sobreponerse y a pesar de tener un jugador menos en cancha le supo cerrar los espacios a Japón quienes no pudieron anotar más goles en el primer tiempo que el conseguido por la vía del tiro penalti.

El director técnico de los colombianos hizo los ajustes que consideró necesario en pro de mejorar el sistema táctico de su conjunto, el cual había quedado comprometido luego de la expulsión de Sánchez.

Al minuto 31’ el entrenador argentino realizó su primera variante al ingresar al jugador Wilmar Barrios en sustitución de Juan Guillermo Cuadrado.

Tanta fue la mejoría de Colombia en su Fútbol que la minuto 39’ Juan Fernando Quintero consiguió el empate a un gol a través de un brillante cobro de tiro libre cerca del área chica nipona, dicho tiro libre fue producto de una falta que le cometieron a Radamel Falcao [VIDEO] cuando este intentaba filtrarse en el área rival.

La selección tricolor no jugó un buen segundo tiempo producto del desgaste físico que les causó el hecho de jugar en desventaja numérica. Japón por su parte supo aprovecharse de la ocasión y en el tiempo complementario desplegó su mejor fútbol, algo que le permitió conseguir el gol de la ventaja al minuto 73’ por intermedio de Yüya Ösako. De esta manera los japoneses derrotaron dos goles por uno a su similar de Colombia, obteniendo así los tres puntos.