Cristiano Ronaldo hizo historia en el Fútbol mundial anotando en la victoria de Portugal [VIDEO] 1-0 sobre Marruecos el miércoles, un resultado que hace que el equipo de África del Norte sea el primero en ser eliminado de la Copa del Mundo.

Cristiano Ronaldo sigue haciendo historia

El gol de Ronaldo [VIDEO]en el minuto cuatro, fue su cuarto gol en el torneo mundialista, y su 85º para su país. Eso lo colocó por delante del gran jugador de Hungría, Ferenc Puskas, y queda solo en el segundo puesto mundial detrás de los 109 goles de Ali Daei para Irán.

El delantero de Portugal celebró su gol con una marca registrada y un gran salto cerca de la bandera de la esquina en el Estadio Luzhniki en Moscú.

Los norteafricanos tuvieron varias oportunidades contra Portugal, casi todos desde la línea de meta, y tres de ellos llegaron en un lapso de cinco minutos al comienzo de la segunda mitad. Younes Belhanda tuvo dos opciones que fueron repelidas por el arquero Rui Patricio, y el defensor Mehdi Benatia conectó un tiro por encima del larguero.

En el tiempo de descuento, Benatia levantó otro disparo demasiado alto con una posibilidad incluso más clara y se perdió el empate.

Ronaldo encabeza la tabla de goleadores en la Copa del Mundo con 4 anotaciones, impulsado por su triplete contra España el viernes, incluyendo un espectacular tiro libre al final del juego, Ronaldo marcó contra Marruecos en el primer balón de peligro que tocó el portugués.

CR7 supera al marcador Manuel Da Costa y encontró espacio en la boca del gol para cabecear y vencer a Joao Moutinho después de un saque de esquina.

Ronaldo tuvo dos oportunidades de tiro libre más, aunque cada una desde menos de 20 metros, no pudo levantar la pelota sobre la barrera de defensores en ninguna ocasión. Benatia, un defensor rudo que juega para la Juventus, dirigió los esfuerzos para detener a Ronaldo, con sus duros tackles por atrás, sin embargo, le valieron una tarjeta amarilla.

Rui Patricio salvó a Portugal del empate

Después del gol de los lusitanos el rendimiento de los portugueses bajó un poco, mientras que los marroquíes intentaron por todos los medios el gol del empate y fue el arquero Rui Patricio que ganó el protagonista protagonismo. A los 11, el guardameta portugués hizo una milagrosa parada al desviar un remate con la cabeza de Belhanda, que puso el balón en la esquina inferior derecha con un movimiento al mejor estilo de la histórica tapada de Gordon Banks a Pele en el mundial de 1966, en la tapada más impresionante de los mundiales.