México venció a Corea del Sur por 2 a 1 en el Arena Rostov, por la 2ª jornada del grupo F de la Copa del Mundo [VIDEO] 2018. Los goles mexicanos fueron marcados por los atacantes Carlos Vela, de penal, en la primera etapa, y Javier "Chicharito" Hernández, en contra-ataque en la segunda etapa.

El resultado lleva los mexicanos a sumar seis puntos, pero esta cantidad de unidades no le garantiza la clasificación a los octavos de final [VIDEO] y para poder clasificar tendrá al menos que empatar con los suecos o esperar que Alemania pierda puntos ante Corea del Sur.

Los aztecas tomaron la iniciativa ante los asiáticos

México comenzó marcando a Corea del Sur a presión, pero no conseguía desarrollar jugadas porque los asiáticos detenían el partido en todo momento con faltas.

En la primera oportunidad real de peligro, Chicharito aprovechó un centro pasado dentro del área y cabeceó por encima del marco defendido por el buen arquero coreano Jo Hyeon-woo.

El partido, sin embargo, era bastante deslucido con un aburrido juego en el centro del campo y fue en uno de los raros momentos de lucidez de los asiáticos que casi sorprenden a los 21 minutos a los mexicanos. Son Heung-min recibió un pase y de vertiginoso contraataque, entró al área, pero el remate golpeó en el cuerpo al zaguero Salcedo.

La jugada de los coreanos alertaron a los mexicanos e inmediatamente Chicharito armó una jugada con Guardado, que intentó cruzar en el área, pero la pelota golpeó en la mano del defensor, un penal marcado en el acto por el árbitro Milorad Mazic, sin necesidad de VAR.

Un penal abre el camino a la victoria de México

Carlos Vela se encargó del cobro de la falta y la anotación se concretó, siendo la primera del delantero en Copas del Mundo, y su 17º con la camiseta de la selección.

En consecuencia, el equipo norteamericano aprovechó que los coreanos se descontrolaron y estuvieron a nada del segundo gol tras un rápido intercambio de pases. El remate de Chicharito, prácticamente de la media luna, pasó por encima de la meta coreana.

El segundo tiempo comenzó con dominio mexicano, con inversiones de posicionamiento en el ataque e intentos rápidos de cambio de pases, y Corea del Sur bloqueando el juego con faltas.

El Chucky hace gala de su gran velocidad

El gol mexicano, no tardó en llegar, en excelente contraataque iniciado por el Chucky Lozano, Chicharito recibió en el área, evadió a un zaguero, sacando seguidamente un remate que se fue al fondo de los cordeles.

Después de eso, bastó a los tricolores tocar la pelota hasta cerca del pitido final, mientras los aficionados gritaban "olé" en las gradas, además de un grito de apoyo al técnico Juan Carlos Osorio, el nuevo gran ídolo de los mexicanos.