El partido [VIDEO] número cuatro de las finales disputado entre los Warriors de Golden State y los Cavaliers de Cleveland, tuvo lugar la noche de este viernes a las 9:00 pm (hora local) en el Quicken Loans Arena. Por cuarta vez consecutiva se repite una final entre estos dos equipos.

Los Warriors se han titulado campeones de la NBA 2017/2018 tras barrer a Cleveland ganando la serie sin perder un solo partido. Este equipo, que ya está considerando como una dinastía, se corona con el máximo trofeo de la competencia por tercera vez en las últimas cuatro temporadas.

Desarrollo del partido

Tras tomar la primera posesión de balón el conjunto de los Warriors, se abre el marcador con un par de puntos para Golden State, una respuesta inmediata de J.R Smith con un triple, hace que las tribunas revienten.

Ambos equipos transmiten la intensidad con la que se viviría los primeros periodos de este partido [VIDEO].

El equipo visitante logró sacar una ventaja oscilante a ocho puntos por encima de los Cavs, Lue se vio Forzado a pedir un minuto ante tal situación. Kevin Love aparece acertando un tiro de tres puntos y acorta la distancia, pero no por mucho tiempo, el resultado final para el primer cuarto estuvo a favor de Golden State 34-25.

En el segundo periodo, un forcejeo por el balón entre Shaun Livingston y James terminó en otro golpe en el mismo ojo para el ya aporreado Lebron, por fortuna no fue mayor cosa y no impidió que james continuara con su labor.

El partido entraba en calor, con 6 minutos y 59 segundos restantes en el cronómetro, los anfitriones pasaban al frente en el marcador, y el score se hacía favorable para el equipo que encestara.

Sin embargo, la capacidad ofensiva de los Warriors los colocaba en ventaja de nuevo, siendo capaces de terminar la primera mitad 61-52.

Los Warriors empiezan a sentirse campeones

La segunda mitad del partido fue caracterizada por el dominio absoluto del equipo dirigido por Steve Kerr. Caras largas predominaban en la afición local y el banquillo de los anfitriones, al término del tercer periodo, la superioridad de Golden State se reflejaba en un marcador de 86-65.

Faltando 4 minutos y 3 segundos para terminar el encuentro, Lebron James se despide de cada uno de los jugadores rivales dentro de la cancha, coreado por su afición como MVP, el considerado por muchos, como mejor jugador de la actualidad, se fue al banco a esperar consumir los minutos para finalizar el partido que terminó 108-85 para Golden State.

Fue una noche fructífera para Stephen Curry, el base de los Warriors, brilló con un score de 37 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias, siendo el máximo anotador del encuentro, seguido por LeBron James con 8 asistencias, 7 rebotes y 23 puntos, y luego le sigue Kevin Durant con 12 rebotes, 10 asistencias y 20 puntos.