Durante 16 meses Williams estuvo apartada de los torneos, sin embargo, dio a conocer que se sentía como “una princesa de guerra” cuando estuvo devuelta a las canchas en Francia.

Serena se impuso ante su rival Kristyna Pliskova con un resultado de 7-6 Y 6-4 en el primer partido disputado por la estadounidense, pero no fue su victoria [VIDEO] lo que dio de hablar, sino su atuendo. Williams lució un ajustado catsuit negro que comparo con el look del superhéroe de Marvel Comics, Black Panther. Agregó a los periodistas que usándolo se sentía como una “reina de Wakanda o una princesa de guerra”.

Williams habla de su vestuario

“Es cómodo de usar, me siento como una superheroína cuando lo llevo puesto, siempre quise serlo, a menudo vivo ese mundo de fantasía”.

Pero más que eso, el look de la campeona de 23 Gran Slam tiene un propósito vinculado a la salud, mejorar su circulación sanguínea debido a que la atleta de 36 años tuvo un parto complicado cuando nació su hija Olympia en septiembre.

El encuentro duró 1 hora 45 minutos, Williams logró 13 aces, 7 faltas dobles, 81 % de puntos ganados en el primer servicio y 47 % de puntos ganados en el segundo servicio y 3 break point favorables. Por otro lado, su rival Kristyna Pliskova, se fue con: 15 aces, 3 faltas dobles, 62% de puntos ganados en el primer servicio y 56 % de puntos ganados en el segundo servicio y 2 break point conquistados.

La atleta estadounidense, posterior a la victoria, montó una publicación en Instagram donde escribió: “¿Catsuit para alguien? Para las madres que luego del embarazo tuvieron una difícil recuperación, aquí está.

Si yo puedo tú también. ¡A todos los quiero!

Luego de una larga pausa

Serena, que ha llegado a Francia [VIDEO] después de dos derrotas y sin partidos de fogueo. En unas declaraciones afirmó sentir estar en el camino correcto, también dijo que ha estado trabajando dentro y fuera de la cancha.

La ex número 1 después de una larga ausencia, actualmente, se encuentra en el lugar 451 de la clasificación de la ATP. Es por ello que su participación en Roland Garros ha generado cierta polémica. La organización ignoró el antiguo puesto de la estadounidense en el ranking al no colocarla como cabeza de serie, lo que la obliga a enfrentarse en la primera fase a tenistas que están ocupando los lugares mas altos en la clasificación.

Al termino del partido la tenista de Michigan se veía muy complacida con su participación, comentó que tenía dos años que no jugaba en superficie de arena y lo había hecho frente a una gran rival, la hermana gemela de Karolina Pliskova, ex número 1 también.