La derrota y la eliminación en la primera ronda del mundial del equipo de Alemania sorprendió a todo el mundo, y dejó sumamente enojados a todos los alemanes que estuvieron presentes en la afición. Los fanáticos buscaban a un culpable, y el primer jugador al que se dirigieron fue Ozil por su mal rendimiento en la cancha y la mala actuación de la selección de Alemania.

El jugador más señalado por la derrota: Ozil

Mezut Ozil al terminar el partido se enfrentó a unos furiosos fanáticos cuando estaba entrando al túnel para retirarse a los vestuarios, después de la dolorosa derrota de 2-0 ante Corea. El mediocampista de los Gunners no soportó los gritos de los simpatizantes y respondió de la misma manera agresiva, por lo que alguien del cuerpo técnico tuvo que intervenir para evitar alguna escena desagradable.

Cuando el árbitro finalizó el partido, los jugadores no pudieron ocultar su tristeza y cara de decepción por el resultado, que dejó para el arrastre a los teutones del Grupo F, y con esto sellar la peor actuación en su historia en Copas del Mundo. Ozil [VIDEO] al no poder soportar la decepción, arrojó su banda para el sudor, como muestra de resignación e irritación y se fue a sentar al banco para ordenar sus pensamientos. Todo esto ocurría al mismo tiempo que el equipo coreano celebraba el histórico triunfo con un gran júbilo, mientras las caras de los alemanes se preguntaban dónde se equivocaron.

Tanto Ozil como sus compañeros estaban conmocionados, ya que es la primera vez en 80 años que les ocurría esto, por lo que las molestias entre los fanáticos no se hicieron esperar, ya que desde hace tiempo los fanáticos de la selección no han tolerado las malas actuaciones de Ozil y de Gundogan. Además se han metido en temas políticos debido a su descendencia turca, ya que los dos jugadores se tomaron fotos con el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, gesto [VIDEO] que a la afición no le gustó.

Las palabras de Angela Merkel

La Canciller de Alemania es muy bien conocida por su pasión por el Fútbol, aunque en esta ocasión no pudo estar en el estadio. Cuando se enteró del marcador manifestó que todo el pueblo alemán se encontraba muy triste por la eliminación en la primera fase de grupos del mundial, estas palabras las dio en el seminario de Economía Wirschaftswoche en el que se encontraba.

Merkel no fue la única funcionaria que tuvo palabras para la selección, también el ministro Horst Seehofer dijo que era un día oscuro para todos los fanáticos, aunque al ser cuestionado sobre quién era el principal responsable de la derrota, el omitió dar declaraciones al respecto. Esta derrota y eliminación es histórica, ahora solo falta ver la reacción de la Federación Alemana para saber qué pasará con el cuerpo técnico y con Joachim Low.