Le llegaba el turno de mostrarse a la selección de los “tres leones”, la Inglaterra de Gareth Southgate hacía su presentación ante la selección de Túnez [VIDEO]en el Volgogrado Arena. A pesar de contar con grandes convocatorias en los últimos mundiales la selección de Inglaterra ha decepcionado haciendo muy malas presentaciones, en Rusia, llenos de un grupo de talentosos jóvenes, para cambiar la historia.

Alineaciones de las escuadras

Inglaterra: Pickford, Trippier, Maguire, Stones, Walker, Lingrad, Henderson, Alli, Rose, Strerling y Kane

Túnez: Hasseni, Maaloul, Ben Youssef, Meriah, BronnSkhiri, Khaouri, Sassi, Badri, Fakhereddin Ben Youssef y Khazri

No es la primera vez que las escuadras se enfrentaban en un mundial.

En Francia 1998 se vieron en la fase de grupos en lo que fue una victoria para los ingleses 2-0 eliminando a la entonces selección de Túnez [VIDEO]. La selección de Túnez le tocó un debut un tanto difícil debido a las las bondades que tiene Inglaterra hombre por hombre, ademas de tener tradición futbolística y una liga que nutre la selección nacional.

Harry Kane el hombre determinante en el encuentro, anotando dos goles para Inglaterra

El partido arrancó con dominio inglés, quienes manejaron el encuentro desde el primer minuto y solo bastaron 11 minutos para que por medio de un córner, el capitán y jugador del Tottenham Harry Kane abriera el marcador avisando que el “ciudadano” había llegado a Rusia para ratificar el gran momento que viene teniendo desde hace tiempo con su club y la selección, con un gol empujado mediante un rechace del guardameta Hassen que vino luego de un cabezazo de Stone para el 0-1.

Las cosas comenzaban bien para los de Southgate pero no les duró y es que como siempre le pasa a esta selección en las grandes citas, las dudas llegaron. Al minuto 35 el jugador de Túnez Sassi marcaría el de igualar las acciones desde los 12 pasos posteriores a una falta cometida tontamente por Walker. Los africanos terminarían el primer tiempo igualados con los ingleses y de esa forma se iban al descanso.

Era de esperar que en la segunda parte el conjunto inglés saliera a por todas optando los tunecinos por resguardarse en su campo a fin de resistir ese gran aluvión ofensivo que se les iba a venir encima, haciéndolo perfectamente. En el apartado ofensivo el equipo africano prácticamente no tuvo ninguna llegada en los 90 minutos, salvo la jugada del penal. El portero ingleés Pickford tuvo una velada bastante tranquila.

Cuando todo parecía anunciar otra sorpresa, luego de que los grandes favoritos en este mundial no consiguen la victoria en la primera ronda, apareció de nuevo Harry Kane, postrado como ese clásico killer que siempre está en el lugar indicado empujando la pelota en el segundo palo mediante un cabezazo para traer el 2-1 definitivo y darle unos tres sufridos y trabajados puntos a los ingleses