La selección de Colombia venció 0-3 al combinado de Polonia y mantiene vivas sus aspiraciones de llegar a octavos de final en el mundial de Rusia 2018. Los de Pekerman llegaban a este encuentro con la obligación de ganar luego de ser derrotados en su debut por la selección de Japón, en lo que fue un encuentro complicado para los cafeteros ante la temprana expulsión de Carlos Sánchez al minuto 3 del primer tiempo.

La representación de Polonia encabezada por el delantero Robert Lewandowski igualmente fue derrotada en su primer partido pero en este caso ante la selección africana de Senegal, en lo que fue una decepcionante presentación para el cuadro europeo.

Muy poco de Polonia y de Robert Lewandowski

Comenzaba el partido en Kazán con un primer tiempo bastante áspero, de mucha lucha y muy accidentado en las distintas zonas del campo. Colombia buscaba manejar y dominar el juego para alimentar al “Tigre” Radamel Falcao y por esa vía definir el encuentro. Polonia por su lado buscaba dañar a la defensa colombiana con lo que pudiera hacer Lewandowski.

Muy pobre lo del equipo europeo en líneas generales que prácticamente no inquietó en los primeros 45 minutos a David Ospina. Colombia intentaba e intentaba y así fue como al minuto 40 Yerry Mina adelantaría a los suramericanos con un cabezazo tras un centro realizado por James Rodríguez. Los equipos se iban al descanso con un 1-0 a favor de Colombia.

El primer gol de Falcao en un mundial, magistrales James Rodríguez y Quintero

En la segunda parte se destapo el fútbol [VIDEO]de los de Pekerman, no hubo equilibrio, fue todo de Colombia con supremacía en todas las posiciones del campo de juego y liderados por la varita mágica de Juan Fernando Quintero y la precisión de James enviando el primero un pase magistral para que Falcao al minuto 70 convirtiera el 0-2 en lo que además fue el primer gol de Radamel en un mundial, premio a la perseverancia del Tigre, quien a consecuencia de una lesión se perdió el mundial de Brasil 2014 [VIDEO].

Juan Guillermo Cuadrado llegaría para poner fin a las acciones tan solo cinco minutos después del segundo gol tras una asistencia magistral realizada por James Rodríguez y una carrera memorable del jugador de la Juventus quien con una excelsa definición coloco el 0-3 definitivo, el estadio con asistencia de alrededor de 30.000 colombianos era una locura.

La selección de Pekerman aún no ha sellado su pase de octavos y necesita una victoria ante Senegal el próximo jueves para estar tranquilos y dependiendo de ellos mismos para tener una presencia en los octavos de final en Rusia.