Desde hace ya unos años atrás, el fútbol chino se ha propuesto como mandato presidencial, ser un deporte adoptado por la gigante nación asiática, por lo que se han destinado millones y millones de dólares en contratar entrenadores y jugadores de elite para impulsar el fútbol en el la región. Incluso se ha propuesto como orden del estado chino, los colegios enseñen el fútbol como una materia más, como si fuese matemática o historia.

Gran parte de la inversión del fútbol chino se ha basado en contratar no solo a jugadores famosos que están a punto de retirarse como se acostumbra en la MLS o en cualquier liga de los Emiratos Árabes o Qatar por ejemplo, sino también en traer a jugadores que están en plenas condiciones de disputar competiciones de alto nivel aun.

Tales son los casos de Javier Mascherano, Hulk, Oscar, Ramires, Ezequiel Lavezzi, o Yannick Ferreira-Carrasco, jugadores que hace nada estaban recibiendo ofertas de grandes clubes de Europa para jugar en sus plantillas, y han decidido aceptar los millonarios contratos salariales que le han puesto los mandatarios de los clubes chinos.

Un guiño al gigante asiático por uno de los jugadores más importantes del mundo

Si bien es cierto que el mismo Andrés Iniesta, quien todos cuestionan su salida del Barcelona afirmando que el español aún tiene calidad para seguir, por lo menos, un par de años más en el club blaugrana, también es cierto que el manchego está por elegir el fútbol chino por ser un destino netamente comercial para su propia empresa de vinos, y no por su fútbol en los terrenos.

Por esta misma razón se puede entender el curioso guiño del capitán del Real Madrid [VIDEO], Sergio Ramos al fútbol chino, luego de que hablara precisamente sobre el retiro de Andrés Iniesta comentando luego del clásico, donde declaró: “Iniesta es un grande que se nos va.

Igual nos vemos en China en unos años”. Con esto el capitán y uno de los mejores jugadores del mundo, abriera todo tipo de especulaciones sobre su futuro al terminar el contrato con el Real Madrid [VIDEO].

Un hombre de negocios al igual que Iniesta

El mensaje de Ramos a Iniesta no parece ser una casualidad, pues Andrés es un empresario fuera de los terrenos de juegos, que como hemos dicho anteriormente, busca llevar su empresa de vinos al mercado más grande del mundo, como el asiático. Pues el central español también tiene sus inversiones fuera de las canchas de fútbol.

Según un reportaje del diario El País, Sergio Ramos cuenta con más de 100 millones de dólares en todos sus activos fuera de lo deportivo, desde empresas de derechos de imagen, hasta empresas de ganadería de caballos, pasando por empresas que están dentro del mundo inmobiliario.

Por lo que no estaría mal un futuro del andaluz por China ampliando su faceta como empresario, mientras gana otros millones usando los cortos en las canchas de la Superliga China.