El Barça está en modo Fichajes y Josep Maria Bartomeu, presidente del club azulgrana, quiere dejar cerrados algunos fichajes antes del Mundial de Rusia 2018. El objetivo es cerrar la incorporación de jugadores antes de que destaquen con sus respectivas selecciones en el Mundial, de esta manera, su precio no aumenta y la adquisición del jugador sería a un precio más barato. La ley del mercado futbolístico.

Los objetivos

El caso Antoine Griezmann [VIDEO] parece convertirse en uno de los culebrones del verano si el jugador no se acaba pronunciando antes del Mundial. Cabe recordar que el propio jugador internacional con Francia ha declarado en los medios de comunicación que su deseo es saber dónde va a jugar la próxima temporada para afrontar la máxima competición a nivel de selecciones de una forma tranquila.

Pero la consecución de la Europa League por el Atlético de Madrid ha disparado los rumores de que el jugador se pueda quedar en la capital española.

Otra situación muy distinta, es el caso del jugador del Sevilla, Clément Lenglet, el cual, según informa el rotativo español Don Balon, parece que el jugador está cerca de cerrar un acuerdo con el Barcelona por el precio de 38 millones de euros. El jugador central, que actualmente milita en las filas del conjunto andaluz, pondría en un aprieto a jugadores como Thomas Vermaelen y Yerry Mina, tercer y cuarto central de la plantilla azulgrana.

Los movimientos en la defensa

Si se logra materializar el fichaje de Clément Lenglet por el Barcelona [VIDEO], la defensa azulgrana estaría compuesta por un total de cinco defensas centrales: Gerard Pigué, Samuel Umtiti, Thomas Vermaelen, Yerry Mina y Clément Lenglet.

El primero, parece tener sitio en el club por muchos años más, Samuel Umtiti aún no ha renovado, pero sus últimas declaraciones según el rotativo Sport indican que el jugador está totalmente interesado en quedarse en Can Barça.

Por otro lado, con la llegada de Lenglet, se le tendría que buscar una salida a los dos defensas restantes. Thomas Vermaelen ha mostrado un gran nivel en esta campaña y ha demostrado su capacidad rápida de adaptación, aunque su punto negativo siguen siendo las lesiones. El último central a destacar es Yerry Mina, que no parece haber encontrado su sitio en la defensa y no parece contar mucho con el entrenador Ernesto Valverde; cabe recordar que el jugador se incorporó a la disciplina azulgrana a mediados de temporada.