Esta decidido, Gareth Bale saldrá del Real Madrid [VIDEO] la próxima temporada. Ya no es el jugador importante que fue pasadas temporadas y Florentino Pérez ya le busca una salida que deje mucho dinero para afrontar los nuevos refuerzos que están en la agenda del equipo blanco.

No cuenta para Zidane

El pasado martes en los cuartos de final de la Champions League que el Real Madrid [VIDEO] disputó ante la Juventus, quedó claro que Gareth Bale ya no cuenta para Zinedine Zidane. El técnico francés optó de salida por Isco dejando en el banquillo a Lucas Vazquez, Marco Asensio y al propio crack galés.

Durante el encuentro se pudo ver al jugador muy decepcionado, incluso fue el único de todo el banquillo que no celebró los goles de su equipo que dejaban la clasificación totalmente encarrilada.

Durante la segunda parte Zidane hizo los tres cambios correspondientes pero al único que no sacó de los tres fue a Bale. El último cambio fue la salida Mateo Kovacic.

No contar con minutos en un partido tan importante ha sido la gota que colma el vaso, tanto para Florentino Pérez que ya le busca salida, como para el jugador que tiene totalmente decidido que no seguirá la temporada que viene en el Real Madrid.

Salida inminente de Bale

Muchos equipos estarían interesados en la contratación de Bale, pero los que mejor posicionados están son el Manchester United y el Tottenham Spurs. José Mourinho ya intentó su fichaje el pasado verano y estaría dispuesto a ofrecer 100 millones de euros por hacer con sus servicios. En el caso del los Spurs, solo llegaría si al final acaba saliendo Harry Kane, que dejaría el dinero suficiente para afrontar el fichaje

El jugador galés está deseando volver al Fútbol inglés, donde de verdad pudo desarrollar todo su potencial.

Aunque no ve con malos ojos su regreso al Tottenham, su deseo es jugar en un equipo que pueda luchar por ganar títulos importantes, y para esto en el United tiene muchas más oportunidades.

El sustituto de Bale

Ante esta situación, Florentino Pérez ya busca un sustituto. Después de que Cristiano Ronaldo se haya convertido en el mejor delantero centro del equipo, ya no se busca reforzar la posición de 9. Es más importante incorporar jugadores que rompan por banda y ya tienen a su favorito.

El elegido es Mohamed Salah. El crack del Liverpool se ha convertido en la sensación de la temporada y en estos momentos es el Bota de Oro. El precio que el equipo inglés le ha puesto al jugador es de 180 millones de euros.