Tan sorpresivo como triste fue el abandono de Andrés Iniesta [VIDEO] al Barça, equipo del cual fue capitán por mucho tiempo. A pesar de que el futbolista se ve tranquilo con respecto a la polémica, puertas adentro se dice que fueron varios y desagradables los motivos que precipitaron esta situación.

Entre la traición de sus compañeros y la llegada de Coutinho, las cosas parecieron decaer gradualmente para el jugador.

Lo que desencadenó la salida de Iniesta

Se dice que desde que el Barça fichó por Coutinho en Enero, Iniesta no estuvo nada contento con la situación, pues desde un principio el nuevo integrante supuso una amenaza para su puesto en la cancha.

Él a la banca y el brasileño en su lugar.

No ayudó nada el hecho de que Messi y Suárez, hubieran estado presionando a Josep Maria Bartomeu para volver realidad la inclusión de Coutinho.

Este último, desde el inicio, le hizo notar al dirigente que el puesto de Iniesta era el que más le convenía en la cancha y se lo concedieron. Tras contemplar su salida seriamente, aun después de haber renovado su contrato, el presidente azulgrana tampoco hizo nada por detener su partida. Las cosas estaban dichas.

Messi y Suárez faltaron a su despedida

La última rueda de prensa ofrecida por Iniesta se celebró en Sant Joan Despí, con el objetivo de confirmar su salida del Barça. Llamó la atención de los medios notar la ausencia de sus colegas, Leo Messi [VIDEO] y Luis Suárez, a diferencia del resto de miembros de la plantilla, que se encontraban en el evento.

El resto de los asistentes estuvo conformado por Bartomeu, los técnicos del equipo, la cúpula deportiva y la propia familia del futbolista, cuyos hijos iban acompañados de la niñera.

Se habló de una supuesta reunión privada, que compensaría la falta de ambos cracks en un instante tan decisivo para la carrera de su compañero; aunque lo cierto es que razones para faltar habrían tenido. Messi debía acudir con su esposa e hijos para renovar sus pasaportes, mientras que Suárez se habría acordado de Iniesta en las redes sociales, al desearle lo mejor con un tuit.

Por su parte, el ex capitán del Barcelona no ha dejado en claro lo que le depara el futuro, si tiene algún fichaje en puerta o se retirará una temporada de las canchas.

Se sabe sin embargo, que por el momento no contempla jugar en ningún equipo europeo, ya que no le gustaría competir contra sus ex compañeros. Mientras tanto, piensa aprovechar sus últimos días.