Partido muy intenso el que ha tenido lugar en Anfield esta noche. El cuadro inglés ha anotado dos goles en la primera parte gracias al acierto de Salah, que ha puesto en pie a todo el estadio de Anfield. El primer gol ha sido un disparo des del borde del área de Salah que ha entrado por la mismísima escuadra después de que el balón golpeara en el larguero. En el segundo gol Firmino regaló una asistencia de lujo a Salah y el egipcio no la ha desaprovechado, estuvo atento a la salida del portero Alisson Becker para definir con una pequeña “picadita” y conseguir el segundo tanto para los ingleses. El jugador revelación del Liverpool [VIDEO]ha conseguido dos goles de una belleza extraordinaria que se han vivido de manera muy efusiva en el estadio, a la vez que, Salah pedía disculpas mediante gestos con sus manos a los aficionados de la Roma desplazados al estadio.

Los hombres de Di Francesco apenas generaron peligro en toda la primera mitad y así siguieron durante gran parte de la segunda parte. El Liverpool ha seguido llevando el peligro al área de la Roma des del inicio de la primera mitad y Mané conseguía materializar el tercero a los 10 minutos de la reanudación de la segunda parte, después de una formidable jugada individual de Salah que asistía al senegalés para solamente tener que empujar el balón al lateral de la red haciendo imposible la estirada del portero.

La rapidez en el juego del Liverpool pasaba factura a los romanos y cinco minutos más tarde Firmino conseguía el cuarto para los locales después de una nueva asistencia de Salah. Pero el equipo inglés quería más y en el minuto 69 Firmino hacia su doblete después de un centro botado por Milner des de la esquina.

Una Roma hundida solo esperaba a que pasaran los minutos e intentaban parar a un Liverpool que era dueño del partido y que buscaba el sexto gol. Pero cuando el partido menos lo esperaba, Edin Dzeko, a falta de diez minutos para el final del partido anotaba un gol por la escuadra izquierda después de rematar un pase en profundidad de Nainngolan al centro del área. Y el partido no iba a quedar así. La Roma empezó a asediar el área del Liverpool y James Milner cometió penalti por unas manos dentro del área en el minuto 84. Perotti fue el encargado de lanzar la pena máxima y acortar distancias para el equipo italiano.

La Roma siguió insistiendo durante los minutos restantes y tuvo ocasiones claras para marcar como la del delantero Dzeko que salió rozando el larguero o el remate de Perotti que salió ligeramente desviado a la izquierda de la portería. La reacción del equipo italiano llegaba tarde y el partido finalizaba con el resultado de 5 a 2 para el Liverpool.

Resultado que da alas a la Roma [VIDEO], y más, después de los antecedentes vividos en los cuartos de final frente al Barcelona. Los italianos deberán remontar 3 goles de diferencia al igual que ya hicieron en el estadio Olímpico de Roma hace una semana. La vuelta de las semifinales promete espectáculo en estado puro.