No es común ver a un jugador de fútbol profesional involucrarse en política, sin embargo, el fútbol siendo el deporte más popular del mundo, sin ninguna duda debe ayudar a impulsar la popularidad de la persona en caso de que esta decida entrar en el mundo de la política y los cargos públicos que son sometidos a elecciones populares.

La política, un buen retiro para las leyendas brasileñas

Al parecer, en Brasil, el fútbol y la política son dos cosas que van de la mano. Muchos de los más grandes jugadores de la historia brasileña, se han involucrado seriamente con la política de alguna u otra manera, y estos son los casos más famosos.

Pelé, siendo el jugador más reconocido en la historia de su país, decidió incursar en la política cuando en 1994 fue nombrado Ministro de Deportes por el gobierno de Fernando Cardoso hasta 1998.

Bebeto y Romario, dos de los delanteros más impresionantes que tuvo la canarinha en su historia, también participaron de lleno en la política, cuando ambos quedaron elegidos como diputados en el parlamento de su país en 2010 por partidos políticos diferentes. Sim embargo, este último llegó a ser senador de su estado en 2014 y ahora ha presentado su candidatura para ser gobernador de Rio de Janeiro en 2018.

El caso de Ronaldinho es el último hasta los momentos, sin embargo el ex crack del Barcelona [VIDEO] no ha dado su paso como político todavía. Dinho solo acaba de formar parte del Partido Republicano Brasileño al inscribirse, pero el alcalde de Rio de Janeiro (militante del mismo partido) ha declarado que Ronaldinho ha dicho que quiere involucrarse con los proyectos y propuestas del grupo político a nivel regional y nacional.

De Balón de Oro a presidente

El caso del liberiano George Weah es el más famoso e importante de todos, siendo el único ganador del Balón de Oro de origen africano, se terminó convirtiendo en el máximo líder de una nación, al salir electo como presidente en las elecciones de Liberia en 2017, incluso luego de haber perdido anteriormente en las elecciones de 2005 y no haber participado en las de 2011 en su país.

El segundo más votado en su país sin ser postulado

A día de hoy Mohamed Salah no solo es el jugador de moda en la Premier League, sino que el egipcio se ha convertido en toda una sensación en su país. Tanto así que en las pasadas elecciones presidenciales de egipto, más de un millón de votantes (según un reporte del diario The Economist) decidieron no elegir entre los dos candidatos postulados para dichas elecciones, en cambio colocaban el nombre de Mo Salah en las papeletas simulando elegir a la estrella del Liverpool como su candidato. Tanto así que estas papeletas con el nombre del crack [VIDEO] egipcio superaron a los votos del segundo candidato que se quedó con el 5 % de los votos superando al verdadero segundo candidato que solo alcanzó el 3% de los votos.

La realidad es que Mohamed Salah no piensa en elecciones presidenciales por ahora, el delantero está concentrado en la fase final de la temporada con el Liverpool antes de irse a Rusia para así poder dirigir a su país en el Mundial como mejor lo sabe hacer, dentro de la cancha y con un balón en los pies.