Apareció Leo Messi y el Chelsea acabó derrotado. El FC Barcelona goleó a los ingleses por 3 a 0 en el Camp Nou y se meten en los cuartos de final de la Champions League gracias a un estelar Messi. Florentino Pérez [VIDEO], que no se perdió el encuentro, quedó muy decepcionado con la actuación de dos de los jugadores que tenía en su agenda. No vendrá ninguno.

Otra noche de magia de Messi

Cuando el argentino tiene el día ningún equipo le puede plantar cara al Barça. Anoche, Messi volvió a ser decisivo con dos golazos y una asistencia. El "10" ha participado en los 4 goles de su equipo en la eliminatoria y ya ha llegado a los 100 goles en Champions League.

A Antonio Conte se le fue al traste su estrategia en el primer minuto.

Su equipo tenía claro que debía salir a esperar una contra para marcar un gol. Necesitaba anotar para ponerse por delante en la eliminatoria pero no iban a arriesgar. El problema fue que Messi anotó el gol más rápido de su carrera y en el primer minuto adelantó a los azulgrana.

Antes del descanso, otra cabalgada de "La Pulga" que se fue de dos, acabó en una asistencia a Osumanne Dembélé que se estrenó como goleador en competición oficial. Por fin parece que el francés empieza a demostrar el precio que se pagó por él.

Después del descanso el Chelsea apretó, y tuvo alguna oportunidad de acortar diferencias pero la suerte no apareció. Lo que sí que llegó fue otro golazo de Messi. El mejor futbolista del mundo decidió los octavos.

Florentino Pérez muy atento

Para el presidente del Real Madrid [VIDEO] era una buena oportunidad de ver el nivel de dos jugadores que están en su agenda.

Uno de ellos era Thibout Courtois, que falló en los dos goles de Messi. Los dos tiros le pasaron por debajo de las piernas y sobretodo en el primero pudo hacer más.

El portero belga era uno de los nombres que más sonaban para ser el sucesor de Keylor Navas, ya que todavía no ha renovado, pero tras el encuentro de ayer. Florentino Pérez no tiene tan claro su fichaje.

Pero el que más decepcionó a la dirección deportiva blanca fue Eden Hazard. Es el gran sueño de Zinedine Zidane pero ayer estuvo apagado y no demostró lo que se espera de él. Su fichaje podría llegar a cifras cercanas a 150 millones de euros y Florentino Pérez quiere tener muy claro que sirve antes de gastar semejante dineral. Una prueba que el belga no superó y pone en riesgo un fichaje que parecía cerrado para la próxima temporada. Solo le queda el Mundial para demostrar su juego.