Por fin se resuelve la duda. Las últimas alineaciones de Zinedine Zidane [VIDEO] parecían no tener ninguna explicación pero todo tiene un sentido. Alguno de los jugadores que están entrando en el once inicial del entrenador francés es debido a que Florentino Pérez los quiere poner en el escaparate para así poder venderlos el próximo verano.

Victoria balsámica

Hasta el momento la temporada del Real Madrid [VIDEO] estaba siendo decepcionante, pero la victoria en la ida de los octavos de final de la Champions League ante el París Saint Germain ha subido la moral de casi todos los integrantes del equipo. A Zidane se le vuelve a considerar un técnico que ha dado exitos a los merengues y Cristiano Ronaldo con sus dos goles se pone otra vez en lo alto de los mejores jugadores del mundo.

Aunque aún queda el partido de vuelta, el 3 a 1 es un resultado muy bueno y el Real Madrid tiene un pie y medio en los cuartos de final. Neymar, Cavani y Mbappé tendrán que dar el máximo nivel si quieren intentar uan remontada que se avecina casi imposible.

Pero no todos los jugadores del equipo blanco han salido reforzados del buen partido ante el PSG. Algunos no han estado al nivel, como en todo lo que llevamos de temporada y ya nadie entiende por qué Zidane sigue contando con ellos en el once inicial.

Se les buscará una salida

Dos de los dos jugadores que más cobran del equipo han quedado muy señalados. Gareth Bale y Karim Benzema parecen que pueden salir del Real Madrid el próximo mercado. El caso del segundo es mucho más llamativo, ya que nadie quiere ver al francés jugando y ya están cansados de él.

La única explicación que la gente encuentra para que Zidane siga confiando en él es que no quieren que su valor se devalúe. Si quieren venderlo por un precio razonable no puede dejar de jugar. Necesitan sacar el máximo dinero posible para así afrontar los Fichajes que tiene pensado el presidente.

Los únicos equipos que han mostrado algo de interés por el '9' blanco han sido Arsenal y PSG, pero los ingleses no estarían dispuestos a pagar más de 50 millones de euros por un futbolista que ya tiene 30 años y está demostrando que ha bajado mucho su nivel en las últimas temporadas.

El sucesor de Benzema

Para sustituir a Benzema, Florentino Pérez tiene un favorito. No es otro que Harry Kane. El problema es que el Tottenham ha tasado al inglés en 300 millones de euros, una cifra que no está dispuesta a aceptar el Real Madrid. Se espera un verano muy movidito.