Ernesto valverde no ha repetido once inicial este año 2018. El apretado calendario de los meses de enero y febrero ha obligado al técnico a vivir instalado en un estado de constantes rotaciones. La Copa del Rey ha endurecido el inicio de año y el equipo parece haber empezado a notar algunas pequeñas consecuencias en la Liga. Los dos últimos empates, contra el Getafe y el Espanyol, son un buen indicador de la falta de oxígeno en este punto de la temporada.

El horizonte inmediato no es mucho mejor en este sentido. Ahora la copa queda aparcada hasta la final del día 21 de abril contra el Sevilla [VIDEO] en Wanda, pero la UCL toma el relevo con un examen durísimo, la visita a Stamford Bridge del día 20.

Valverde ha movido ficha con asiduidad e incluso un tótem, Leo Messi [VIDEO], ha entrado en la rueda. El argentino fue suplente por ejemplo en la última visita del Barça en Cornellà-El Prat. Pero si ha habido una posición especialmente abonada a la rotación, ésta ha sido la de la banda derecha, ya sea en el lugar de extremo cuando Ernesto ha aplicado el 4-3-3 o en la versión de interior derecho en el aplicación del 4-4-2. Ha habido muchos nombres propios en estas dos posiciones en este primer mes y medio de 2018.

De los doce partidos oficiales que ha jugado el Barça este año, hasta siete futbolistas diferentes han sido titulares en medio del campo actuando por la derecha. Iniesta es el dueño habitual en la zona ancha jugando a la izquierda, pero a la derecha no hay todavía propietario claro.

El banco de pruebas de Valverde en esta posición es público y notorio.

La pieza que puede bailar cuando uno intenta decir el once ideal de memoria

Desde Alex a Dembélé, pasando por Paco Alcácer, André Gomes y Paulinho. En la lista se ha sumado la aparición de uno de los dos fichajes de invierno, Coutinho, que debutó contra el Espanyol jugando por la izquierda, pero que desde entonces ya ha jugado dos partidos como titular a la derecha (contra el Alavés y en el derbi de liga).

En Mestalla también salió en la reanudación en esta posición y marcó. Lo hizo sustituyendo André Gomes, que también ha jugado desde el inicio de interior derecho en dos partidos. El otro fue contra el Celta en casa. A Balaídos también había sido titular, pero a la izquierda, donde ha jugado más (154 minutos). Aquel día que ocupó la derecha fueron Paulinho y Aleix Vidal, éste como extremo, en el 4-3-3 de ese día.

Aleix ha sido quien más ha repetido en esta posición (287 minutos). Hasta cuatro titularidades este 2018.

Con él, Valverde ha buscado siempre profundidad por la banda. También con Dembélé. El francés fue titular ante el Levante el 7 de enero, pero la lesión que se hizo en Anoeta no le había permitido actuar más hasta su regreso del domingo pasado. Contra el Levante Valverde usó hasta tres hombres en el perfil derecho. Dembélé salió desde el inicio; Semedo le sustituyó en el minuto 67 y Sergi Roberto adelantó su posición; el de Reus fue cambiado después en el minuto 85 por Arnaiz, que se colocó de extremo izquierdo, y entonces fue André Gomes quien fue a la derecha. Un Barça versátil y un Valverde activo en la toma de decisiones dentro de un mismo partido.

Paulinho ha sido titular en la derecha tanto con el 4-3-3 de Vigo como con el 4-4-2 de Anoeta. Ese día, además, el brasileño hizo el gol que permitió al Barça llegar vivo al descanso -el equipo acabaría remontando y ganando por 2 a 4-. Y el domingo contra el Getafe el escogido fue Alcácer, que ya había actuado allí la última media hora contra el Alavés.

El hombre más polivalente de la plantilla también se ha sumado al baile. Sergi Roberto ha sido el único de los siete futbolistas que ha tenido participación en los doce partidos oficiales del 2018. Como interior saliendo de titular, eso sí, sólo el día del Betis en el Villamarín, con Semedo detrás, como había sucedido durante 18 minutos contra el Levante. El Villamarín, Deulofeu fue quien cerró el partido a la derecha los últimos 9 minutos.