La historia se repite. Una vez más, la directiva del Fútbol Club Barcelona [VIDEO] no ha sido capaz de concretar un acuerdo que parecía cerrado a todos los efectos. Nos referimos al centrocampista alemán del Arsenal, Mesul Özil. El ex jugador del Real Madrid finaliza contrato el próximo 30 de junio y no ha aceptado la oferta de renovación que le ha propuesto el club Gunner.

Desde hace varias semanas, se daba por hecho la llegada de Özil a Barcelona en el próximo Mercado de fichajes, que se abrirá el 1 de enero. Se trata de un jugador de perfil Barça [VIDEO], que además de aumentar las posibilidades de Valverde, podría disputar la Champions League ya esta temporada, pues el Arsenal no se clasificó.

Un referente en la Premier League

A pesar de su irregularidad, Mesut Özil está muy bien considerado en la Premier League. La calidad en el último pase escasea en Inglaterra y en esa faceta el alemán es todo un referente. El jugador tiene muy claro que no quiere continuar a las órdenes de Arsène Wenger. Por ello no ha aceptado ninguno de los intentos que el club ha hecho por ampliarle el contrato.

Pero Özil guarda ciertos recelos en regresar a la liga. La idea le seduce, pero la reputación que tiene en Inglaterra le da más confianza. Además, el ex del Real Madrid teme la enorme competencia que se encontraría en el Barça si además de Rakitic, Iniesta, Paulinho o Dembele, llega Coutinho el próximo verano.

Mourinho entra en escena

En este contexto, antes las dudas que tiene el internacional alemán, ha irrumpido con fuerza el Manchester United de José Mourinho.

El técnico portugués ya lo tuvo a sus órdenes en su etapa en el Real Madrid y estaría encantado con su llegada. Özil encajaría a la perfección en el 4-2-3-1 que plantea habitualmente el entrenador de Setubal.

Sin ir más lejos, en los últimos dos partidos grandes, ante el Arsenal en Londres y en el derbi de Manchester ante el City de Pep Guardiola, Mourinho ha colocado por detrás de Lukaku a Lingard, un jugador a años luz de la calidad de Mesut Özil. El alemán y el belga podrían formar una sociedad letal en Old Trafford.

El fichaje estaría prácticamente cerrado. Así lo asegura el diario británico 'Daily Mail'. El Arsenal ofrecía 13,8 millones anuales, pero el alemán pide alrededor de 16. Con el Manchester no habrá problema en lo económico. Habrá acuerdo de una manera o de otra. Con el suelo que pide el alemán, o con una prima de fichaje al llegar a coste cero.