En el Fútbol Club Barcelona están encantados con el trabajo de Ernesto Valverde. Con las turbulencias del pasado verano y lo mermada que se quedó la plantilla con la marcha de Neymar y con la lesión del Dembelé, lo cierto es que el técnico ha dado un vuelco a la situación. El Barça es líder con autoridad, no conoce la derrota y es el equipo que menos goles encaja de las grandes ligas.

Pero todo es mejorable. Es cierto que el equipo es mucho más sólido, pero no es menos verdad que se ha perdido aquella fluidez en el juego que enamoraba al espectador neutral. Para recuperar ese juego vistoso, Valverde [VIDEO] ya trabaja en la planificación de la próxima temporada.

Dos centrales, un lateral derecho y un centrocampista

Al margen del crack que se pretende traer, Coutinho o Griezmann, el 'Txingurri' quiere reforzar la el centro de la defensa. Mascherano no va a continuar y ante la endeblez física de Vermaelen se le buscará una salida. Los dos centrales que más gustan al técnico, por su clarividencia a la hora de sacar la pelota jugada desde atrás, son Aymeric Laporte (Athletic) e Íñigo Martínez (Real Sociedad). Ambos jugadores se les ha relacionado muchas veces con el Barça, pero nunca se ha llegado a concretar nada.

Además del centro de la zaga, Valverde [VIDEO] vería con muy buenos ojos la llegada de un lateral derecho que se hiciese de verdad con el puesto. Semedo no termina de asentarse. Aléix Vidal es un extremo reconvertido a lateral que no termina de rendir en la parcela defensiva y a Sergi Roberto se le quiere en el medio.

El preferido es Álvaro Odriozola, de la Real Sociedad. Es una de las revelaciones del momento en España. Sería un digno sucesor de Dani Alves.

Por último, a Ernesto Valverde le encanta una de las sensaciones del nuevo Valencia de Marcelino. Hablamos de Carlos Soler. El cuerpo técnico cree que estamos ante el próximo Marco Asensio, por lo que el objetivo es evitar a toda costa que termine en el Real Madrid.

El objetivo principal, Coutinho

Es evidente que se tratan simplemente de deseos. Si se ponen a tiro es muy probable que el Barça se lance a por ellos pero no será sencillo conseguir que vengan los cuatro futbolistas. La prioridad absoluta del club es Coutinho. A partir de ahí lo demás se irá viendo. Estos cuatro futbolistas están en la libreta de Ernesto Valverde. Los informes que se manejan gustan mucho al cuerpo técnico. Conocen la liga y se adaptarían a la perfección al estilo de juego azulgrana.