Cuando hace solo unos meses Leo Messi [VIDEO] firmó su contrato de renovación que lo convertía en el mejor pagado del planeta, también exigió una serie de cambios en el equipo. Quiere hacer otra temporada histórica con el FC Barcelona [VIDEO] que le permita volver a conseguir el Balón de Oro y así desempatar con Cristiano Ronaldo.

La salida de Neymar el pasado verano dejó muy tocado al argentino, que consideraba al brasileño como su sucesor. Con los 222 millones de euros que se sacó con su venta, los máximos directivos azulgranas tenían la obligación de satisfacer las peticiones del '10'.

No hay duda que la calidad del equipo ha bajado con la salida de Neymar, ya que su sustituto, Ousmane Dembélé aun no ha podido demostrar su calidad debido a la grave lesión que tuvo nada más comenzar la temporada.

En verano no se pudo fichar a algunos futbolistas que hubieran mejorado al conjunto pero ahora en invierno tienen otra oportunidad.

Posibles bajas

El gran problema es que antes de hacer algún fichaje, la plantilla se tiene que aligerar. Existen jugadores que no tienen sitio y no cuentan para el entrenador. Es el caso de André Gomes, Arda Tura, Rafinha o Aleix Vidal, por lo que el Barcelona querría sacar algo de dinero para afrontar los #Fichajes importantes.

Pero no son los únicos, ya que Gerard Deulofeu y Javier Mascherano también están en la rampa de salida si llega alguna buena oferta. El primero no ha sabido aprovechar la baja de Dembélé, y el argentino quiere salir para tener posibilidades de disputar su último Mundial, ya que Valverde no le está dando los minutos que necesita.

Muchas salidas que podrían conllevar a la llegada de un fichaje inesperado.

Fichaje tapado

Sin duda el mejor fichaje de invierno va a ser Dembélé en el que se tienen puestas muchas esperanzas. Es joven, tiene mucha calidad y su juego encaja perfectamente. Puede hacer un tridente increíble junto a Luis Suárez y Leo Messi. Se espera que en esta segunda parte de la temporada encuentro su juego e ilusione a toda la afición.

Pero la sorpresa puede saltar en cualquier momento. Y es que la directiva del Barça trabaja en la llegada de Antoinne Griezmann o Philippe Coutinho. Los pesos pesados de la plantilla creen que la llegada del del Liverpool es más fundamental que la del Atlético de Madrid.

Se necesita un sustituto de garantías para Andrés Iniesta y el brasileño podría ser lo que están buscando. El problema está en su precio, y es que los ingleses no están dispuestos ha dejarlo marchar por menos de 150 millones de euros. #FC Barcelona #Fútbol