Los dos jugadores más respetados del vestuario del Real Madrid, Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos, no quieren ni oír hablar de una derrota ante el Fútbol Club Barcelona. La distancia de once puntos podría extenderse a catorce y un club como el blanco no puede permitirse caerse, a las primeras de cambio, de la pelea por uno de los principales títulos.

Ya se conoce el carácter ganador de ambos futbolistas. Cristiano y Ramos están en el top mundial no sólo por su calidad y rendimiento futbolístico, sino que también lideran los ránkings de ambición y capacidad de motivación de sus compañeros. Llevan "jugando" el Clásico [VIDEO] desde el instante en que el árbitro señaló el final del Mundialito de Clubes.

Han tenido una semana para entrenarse a tope y transmitir al resto de la plantilla la importancia del partido de este sábado. Cualquier encuentro contra el eterno rival es importante siempre, pero ahora cobra mayor urgencia si cabe. Tanto es así, que Cristiano y Ramos han llamado a la puerta del despacho de Zinedine Zidane para plantear un cambio en el once titular del Clásico.

La BBC debe ser titular

Hace un tiempo, ni siquiera hubiese sido tema de debate. Estuviesen bien, mal o regular, si los tres componentes de la BBC, Cristiano Ronaldo, Karim Benzemà y Gareth Bale, estaban disponibles, eran titulares. Por mucho que hubiese otros jugadores como Isco, Lucas Vazquez o Asensio que estuviesen en mejor estado de forma.

Sin embargo, con tanta lesión y recaída de Bale, las tornas han cambiado.

Isco ha dado ese paso adelante que se le venía exigiendo desde muchos sectores del madridismo y ahora el de Arroyo de la Miel es un fijo en los esquemas de Zinedine Zidane. Ya se vio en el Mundialito, donde Bale ya estaba disponible. El galés fue suplente y entró en la segunda parte.

La suplencia del 'Expreso de Cardiff' responde a varios factores. Por un lado la prudencia que se tiene ante una posible recaída y por el otro el mencionado papel de Isco Alarcón. Zidane tiene casi decidido el once y el malagueño tiene todas las papeletas para ser de la partida. El técnico francés prefiere la carta de Bale para la segunda parte.

Sin embargo Ramos y Cristiano [VIDEO] discrepan con su técnico. Creen que ante el Barcelona es vital la velocidad de Gareth Bale. Son conscientes que generalmente el Barça se suele adueñar de la pelota, por lo que las oportunidades del Madrid pasan por aprovechar las contras originadas tras pérdida de balón de su rival. En ese contexto, tanto Ramos como Cristiano creen que Isco ralentiza mucho las acciones. La presencia del español, además, puede suponer una invitación para que el Barcelona se vuelque más en ataque, ya que el Madrid pierde velocidad para las contras.

¿Qué harías tú si fueras Zidane? Los capitanes lo tienen claro: que juegue la BBC.