El entrenador de la selección italiana [VIDEO], Gian Piero Ventura, fue despedido el miércoles 15 de noviembre, tras ser acusado como el “máximo responsable” de la derrota de la “azurra” ante Suecia durante la etapa de repechaje para clasificar al Mundial de Rusia 2018.

Ventura ya no es el entrenador de la selección [VIDEO], reza el comunicado enviado por el presidente de la Federación Italiana (FIGC), Carlo Tavecchio, luego de que se reuniera con sus colaboradores en Roma.

La razón principal del despido, se centra en las decisiones tácticas tomadas por Ventura durante el partido que sacó del juego a Italia del Mundial [VIDEO], siendo la primera vez en 60 años que no clasifican.

La suspensión es principalmente por haber dejado en el banquillo a Lorenzo Insigne. Poniendo como el “gran candidato” para asumir a la tetracampeona del mundo es Carlo Ancelotti, destituido a su vez del Bayern Múnich en septiembre del año en curso.

Un despido anunciado

En junio de 2016 Ventura fue contratado por la Federación Italiana para que dirigiera al equipo debido a su gran trayectoria futbolística frente al Torino -en sustitución de Antonio Conte- y firmó un contrato que en agosto del año en curso renovó hasta el 2020. El documento estipula que podía ser revocado en caso de no lograra la clasificación del Mundial 2018. Cláusula que está viviendo en la actualidad.

La noticia de despido la recibió Ventura en la comodidad de su casa en Bari, acompañado de su familia. Según un portal informativo internacional, precisó que en el comunicado de la FIGC se lee la “no disponibilidad” de dimitir del presidente de la organización y explica que Tavecchio quiere realizar nuevas propuestas para el futuro.

Una derrota que se llevó a grandes estrellas

Luego de que Italia perdiera ante Suecia, Buffon informó que se retiraba de la selección italiana, pero al parecer no se va solo, los jugadores Daniele de Rossi y Andrea Barzagli, siguieron los pasos del portero e indicaron que se iban de la selección.

De Rossi dijo durante entrevista a la cadena “Rai Sport” que el pasado lunes “fue un día absurdo” y que el ambiente que se vivía entre los jugadores era “fúnebre” porque todos estaban tristes ante la derrota. Agregó que al menos estuvo 16 o 17 años en el centro deportivo de Italia.

Por su parte Barzagli precisó que dejar a sus compañeros en el momento que están viviendo es algo duro e indicó que no supo que les faltó para ganar y que estar fuera del Mundial “es una decepción única”.

Los futbolistas se unen al guardameta, Buffon -quien es una leyenda del arco-, pese a que ya había hecho el anuncio a los fanáticos los tomó de sorpresa y les dolió porque quería irse de la selección luego de jugar el sexto Mundial.