Luis Suarez está pasando su peor momento desde que llegó al FC Barcelona. Su mala racha de cara al gol hace que muchos se pregunten que le pasa al crack uruguayo en estos últimos meses. ¿Está fuera de forma? La respuesta se la habría dado a su compañero y amigo Leo Messi [VIDEO] tras el último encuentro ante el Olympiacos.

Líder en solitario

Aunque el comienzo de la época Valverde no fue el esperado tras perder la final de la Supercopa de España de forma contundente ante el Real Madrid, parece que el equipo se ha recompuesto y ha encontrado el juego que le exige el nuevo entrenador culé.

El FC Barcelona es líder en solitario de la Liga Santander con cinco puntos de ventaja sobre su máximo rival, el Real Madrid, y en Champions League cuenta todos sus tres partidos por victorias, que le hacen liderar también la clasificación.

Ayer, frente al Olympiacos ganó un encuentro que aunque se complicó con la expulsión de Gerard Piqué, acabó venciendo por 3 a 1 con un gol en propia puerta, un golazo de falta de Leo Messi [VIDEO] y un chut preciso de Digne.

Pero no todos son buenas noticias para el club azulgrana, y es que, una de sus máximas estrellas no acaba de encontrar su sitio esta temporada. Luis Suárez parece que ha perdido ese olfato goleador que le ha caracterizado otras campañas y lleva una mala racha que parece no tener fin.

Mala racha

Desde su llegada al Camp Nou, el uruguayo no lo había pasado tan mal. Sigue jugando a gusto junto a Leo Messi, pero sus números dejan mucho que desear. En los diez partidos oficiales que ha disputado con la camiseta del Barça hasta el momento, solo ha visto puerta en tres ocasiones.

Messi ya lleva once, y necesitan los goles del 'pistolero' para cuando el argentino deje de anotar.

Según algunos medios, Luis Suárez habría confesado tras el último encuentro a su amigo Messi las causas de este bajón de rendimiento. Tiene molestias en la rodilla que no le dejan desarrollar todo su juego y tiene que tomar una decisión en los próximos días.

Está pensando en operarse para quitarse totalmente el dolor, pero eso dejaría al Barça sin su máximo referente durante algo más de un mes. Teniendo en cuenta que Osmané Dembélé aún está lesionado para tres meses, y que su sustituto es Paco Alcácer, que apenas cuenta, mala solución tienen.

Entre el club y el jugador tienen que tomar una decisión que seguro que no gusta a alguno. Si no se opera, es posible que Suárez no rinda como antaño, si se opera, el Barça pierde a uno de sus pesos pesados para el tramo importante de la temporada.