Las altas temperaturas pronosticadas para el verano, oscilan entre 38 y 42 grados centígrados; según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), por lo que las comunidades de España activarán a partir de esta semana, las alertas (amarilla o naranja) que correspondan.

Las olas de calor y las temperaturas

En el verano, es común escuchar de las olas de calor; sin embargo, para que estas sean consideradas a nivel meteorológico, deben cumplir variables como lo son al menos 3 días consecutivos de temperaturas máximas por encima del percentil del 95% de sus temperaturas máximas, registradas durante la temporada julio-agosto.

En el caso de España, AEMET se encarga de emitir un comunicado especial, ante este fenómeno. Las olas de calor, tienden a representar riesgos de salud e impactar en el desarrollo de las actividades diarias. Otro de los factores a tomarse en cuenta al momento de emitir el aviso, son los niveles de humedad ambientales de cada localidad, ya que suelen incrementar los efectos de las olas de calor en la ciudadanía.

El director de meteorología de METEORED, José Antonio Maldonado, afirma que el umbral para confirmar la presencia de este fenómeno meteorológico varía dependiendo de cada región; en Santander es de 27 °C, en Madrid de 36.4 °C y en Córdoba es de 41.6 °C.

Las alertas naranja y amarilla

AEMET notificó al país que la alerta naranja se mantendrá en Andalucía, Aragón, Castillas, Cataluña, Extremadura, Madrid, Salamanca, Zamora, Burgos y Valladolid Navarra y La Rioja.

Este código de color significa que existe un riesgo meteorológico importante para llevar a cabo las actividades cotidianas.

Almería, Sevilla, Baleares, Cantabria, Galicia, Murcia, País Vasco y Valencia continuarán con la alerta color amarillo. Su temperatura variará entre los 34 y 38 °C.

La causa de las altas temperaturas

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) señaló que las temperaturas elevadas se deben a una fuerte insolación, consecuencia de esta temporada del año, la estabilidad de la atmósfera y el arribo de una masa de aire cálido proveniente de África; generando un incremento en los grados del país.

Según el pronóstico de esta entidad, no se esperan olas de calor en España, si bien habrán días donde la temperatura será alta, causando una sensación de sofocación; desde el martes habrá un descenso del calor registrado en la mitad del noroeste de la Península. Por otro lado, en el sur, este peninsular, Baleares y las Islas Canarias, la temperatura cálida se mantendrá.

En ese orden, se prevé la continuidad de la alerta naranja en el archipiélago balear, debido a temperaturas de 36 °C. Madrid, Andalucía, Cataluña, Aragón, Valencia, Murcia y Castilla-La Mancha descenderán a alerta amarilla con valores que oscilarán entre los 36 °C y 40 °C.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!