5 delicias de la fabulosa cocina española

La paella mixta de pollo y mariscos es uno de los platillos más famosos de la cocina española. - pinterest.de
La paella mixta de pollo y mariscos es uno de los platillos más famosos de la cocina española. - pinterest.de

Una mágica combinación representa la cocina tradicional de España, que combina mariscos, carnes de cerdo, aves y frescos pescados

No te pierdas las últimas noticias
Pincha en el tema que te interese para empezar a seguirlo. Te mantendremos actualizado con las últimas noticias que no te puedes perder.
Pincha para ver el vídeo
Rocío Flores se despacha contra su madre: 'He llorado mucho más por ella'

La cocina española ha logrado traspasar las fronteras de esta nación de Europa por su alta calidad y exquisitos sabores, que son el resultado de los aportes culinarios de sus amplias regiones costeras, que le han conferido una relación especial con ingredientes increíbles como pescados y mariscos.

Las Recetas españolas tienen una gran influencia también de sus áreas rurales, por lo cual la carne de cerdo igualmente se ha convertido en uno de sus principales ingredientes protagonistas y le han conferido a muchos de sus platos un delicioso sabor. A continuación una lista de cinco recetas tradicionales de España, que se han mantenido de moda, a través de los años y representan parte de la cultura culinaria de España.

1

El increíble cocido gallego

Un platillo altamente demandado en las temporadas de otoño e invierno, el cocido gallego se prepara con carne de cerdo, garbanzos, repollo, ternera y patatas. La majestuosidad de este plato ha encantado a millones de paladares, no solo en España, sino alrededor del mundo.

2

La empanada gallega, colmada de ricos nutrientes

Ideal para el desayuno y como complemento durante los almuerzos, esta fabulosa receta española también ha traspasado exitosamente fronteras. Entre sus ingredientes básicos se encuentran la harina de fuerza, levadura y sal; pero su relleno puede variar entre distintos tipos de guisos de: bacalao, carne, atún, pollo o bonito. Uno de sus ingredientes fieles es el aceite de oliva.