25 de septiembre de 1936. Son los primeros meses de la Guerra Civil española y el bando franquista pone sus ojos en el País Vasco para hacerse cuanto antes con el control de su industria. Tal es así que durante esa jornada, la aviación sublevada sobrevuela y bombardea la ciudad de Bilbao causando estragos tanto en las casas como en los propios habitantes.

Sin embargo, la reacción republicana no tardaría en producirse. Tras finalizar el bombardeo, una turba de milicianos incontrolados se internaron en un barco que estaba amarrado en la ría de Bilbao para cobrarse una sangrienta venganza. No era un buque cualquiera, era el barco-prisión 'Cabo Quilates'.

Lo ocurrido después pertenece a las páginas más negras y desconocidas de la Guerra Civil en el País Vasco.

El 'Cabo Quilates', un barco que quedó marcado por la masacre

El barco 'Cabo Quilates' comenzó su andadura a finales de los años 20. Era una de las joyas astilleras que se construyeron durante aquella década en el País Vasco. Tanto es así que combinaba las veces de buque de carga de mercancías con el transporte de pasajeros. Una auténtica perla marina que fue eclipsada con el estallido de la Guerra Civil española.

Con el inicio de la contienda, el 'Cabo Quilates' fue aparcado en la ría de Bilbao y comenzó a actuar como un barco-prisión donde fueron encerrados aquellos que se habían mostrado a favor del golpe de Estado contra la República.

Allí permanecían hacinados y malvivían aproximadamente 300 presos de todas las edades. Prisioneros que serían asesinados como respuesta al citado bombardeo de Bilbao.

Un grupo de milicianos se internó en la cárcel flotante y abrió fuego contra los allí encerrados. Unos fueron abatidos por las armas de fuego; otros se arrojaron al agua para intentar salvar la vida.

En esa jornada perderían la vida aproximadamente 120 presos. Situación que se repetiría días después, cuando unos asaltantes del puerto de Bilbao volvieron a irrumpir en el barco-prisión asesinando a 50 prisioneros más. Tras estas masacres, las autoridades vizcaínas tomaron medidas y ejecutaron a los asaltantes que habían realizado una matanza en el 'Cabo Quilates'.

El alcalde de Bilbao que fue asesinado en el 'Cabo Quilates'

Uno de los personajes más relevantes que perdieron la vida en la masacre del buque-prisión 'Cabo Quilates' fue Gregorio Balparda, quien fue alcalde de Bilbao y posteriormente diputado en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, fue encerrado en la cárcel flotante de la ría vizcaína por negarse a juzgar al teniente coronel franquista Mario Muslera.

Gregorio Balparda permaneció encerrado en el barco hasta que fue víctima de aquella turba que asesinó a los prisioneros. No se sabe bien cómo perdió la vida el político: unas fuentes aseguran que fue fusilado, mientras que otras atestiguan que fue torturado por los milicianos y después arrojado a la ría de Bilbao para morir ahogado. Pero es un relato más de lo que se tuvo que vivir a bordo del 'Cabo Quilates' en la Guerra Civil que aún esconde páginas negras y desconocidas por el paso del tiempo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!