La naturaleza, en muchas ocasiones, se muestra cruel y muy dura con los Animales que viven en ella. En este caso, una búfala se vio obligada a sacrificar su propia vida para poder defender a una de sus crías ante el ataque de unos leones.

El vídeo, que se ha hecho viral, muestra cómo una madre, búfala, intenta proteger a su pequeña cría y cómo la insta a huir minutos antes de acabar siendo devorada por dos ejemplares de león que no dudan en atacarla con gran violencia.

Anuncios
Anuncios

El vídeo fue grabado en el Serengueti, Tanzania

Los hechos tuvieron lugar en el turístico Parque Nacional Serengueti, localizado en Tanzania. Los testigos grabaron como una hembra de la especie búfalo, que estaba tranquilamente con su cría de muy pocas semanas, la empieza a empujar para que salga huyendo ante la posibilidad de que dos leones, que andaban merodeando por la zona, iniciasen un ataque en contra de la pequeña cría.

En la grabación, se puede ver como la cría empieza a avanzar y se va a alejando del lugar donde los dos grandes depredadores están controlando tanto a la madre como a la hija.

Entonces, los dos leones saltan y atacan a la madre directamente en el cuello y en las extremidades, lo que provoca que la búfala no tenga opciones a la hora de escapar.

La madre búfala intenta defenderse mareando a los felinos con varios movimiento, pero parece que toda acción es inútil a la hora de hacer frente al ataque.

No se conoce si la cría se salvó o no

El final del vídeo muestra como la susodicha cría vuelve a la zona donde está teniendo lugar el ataque, seguramente, en busca de su progenitora, pero no se sabe si la madre ha logrado sobrevivir a los ataques de los leones y acabó huyendo con su cría, si acabó falleciendo o si los leones, a posteriori, remataron el ataque agrediendo a la cría que se ha quedado sola.

Anuncios

La naturaleza puede ser muy bonita, pero también es capaz de mostrar una cara muy injusta y agresiva. Desde hace tiempo, muchos turistas y trabajadores de los parques naturales difunden por Internet este tipo de imágenes para demostrar que la naturaleza puede ser mucho más cruda de lo que se pueden imaginar los turistas.

El búfalo, en África, gracias a su tamaño, a la fiereza que demuestra y al gran trabajo en equipo que suele realizar, tiene muy pocos depredadores (el león o la hiena como excepciones) que lo suelen atacar cuando no está dentro de una manada.

Esto fue lo que sucedió en el vídeo: la búfala y su cría estaban solas y no tenían machos cerca que las pudiera defender. Esto provocó que los leones aprovechasen la oportunidad que tenían delante y atacaron a la madre, en vez de a la cría, gracias a la valentía de la búfala-madre.



Haz clic para leer más