Hoy es un día especial, uno de esos días en los que coincide el martes con el número 13, tan temido por muchas personas. Aunque las supersticiones van perdiendo fuerza con el paso de los años, antiguamente todo el mundo las seguía y actualmente todavía queda gente que piensa que hoy va a ser un día de mala suerte, que no pasan por debajo de una escalera o un andamio, sin olvidar el clásico gato negro [VIDEO] con el que no debemos cruzarnos, que ya me contaréis, que culpa tiene un gato de nuestras tonterías... Esta superstición está cimentada en base a creencias, en su mayoría religiosas, vamos a verlas.

Martes

Este día de la semana surgió del planeta Marte, al que llamaban "el pequeño maléfico" en la Edad Media y al que atribuían el significado de voluntad, energía, tensión y agresividad, además de ser el planeta rojo, de destrucción, sangre y violencia.

Por otro lado, también se asoció al dios Marte, dios romano de la guerra, por lo que ya el nombre en sí no es muy inspirador de buena suerte. El martes se empezó a considerar como día de mala suerte el 29 de mayo de 1453, cuando se produjo la caída de Constantinopla.

Número 13

Para hablar del origen de la mala suerte relacionada a este número, empezaremos hablando de comida, ya que las primeras referencias son la última cena del cristianismo en la que eran 13 comensales incluyendo a Jesús y se dice que Judas, el traidor, era el número 13. También en otra cena, esta vez de una leyenda escandinava, se juntaron los dioses en el Valhalla, y Loki era el decimotercer invitado, siendo este el espíritu del mal. Otros motivos del mal augurio son La Cábala, que enumera a 13 espíritus malignos, el apocalipsis, donde el capítulo 13 habla del anticristo y la bestia o el tarot, en el que este número representa la muerte y la desgracia eterna.

Otras supersticiones

Todos conocemos muchas supersticiones populares, pero hay muchas cosas que hacemos y decimos que también lo son, o que vienen de ellas y ni siquiera lo sabemos. Entre las conocidas podemos encontrar la de ponerse la ropa al revés o pisar heces, símbolo de buena suerte, al igual que la frase: "mucha m" que acostumbran a decirse los artistas antes de actuar por el mismo motivo. También da buena suerte que una paloma haga sus necesidades encima de ti. Está el clásico trébol de cuatro hojas, amuleto de buena suerte, el zumbido en los oídos que indica que están hablando de nosotros, si es mal o bien depende del oído que sea. Para los deseos hay unas cuantas, cruzar los dedos al pedirlos, tirar monedas a las fuentes o desear algo cuando se cae una pestaña. Tenemos otras de mala suerte como levantarse con el pie izquierdo, derramar sal o romper un espejo y como no, también tenemos las de pedir protección, como tocar madera y beber agua natural en año nuevo para tener salud el resto de año.

Y otras que quizás no conocemos porque lo hacemos como decir "Jesús" o "salud" al estornudar, esto es porque el estornudo es indicio de enfermedad y por eso pedimos a Dios a que nos libre de infecciones. Se arroja arroz a los novios en las bodas porque antiguamente se lanzaban trocitos de dulce como símbolo de felicidad y fertilidad, cuando no había dinero se empezó a lanzar arroz por ser más económico y así se quedó. La última que os traigo es la de soplar las velas en el cumpleaños, antes de ponía una vela más de los años que cumplías, para dejar atrás esos años cumplidos y pasar a los siguientes, se deben apagar todas las velas de un solo soplido.

Me resulta muy curioso ver el origen de las costumbres nuestras y de todos los pueblos. Algunas las seguimos teniendo, otras las hemos modificado con el paso del tiempo, y otras las hemos dejado atrás, en los recuerdos de nuestros antepasados. Seguramente tú que estas leyendo esto hagas más de una de estas supersticiones, y posiblemente alguna no sepas ni que lo es. Y de hecho, en la actualidad, nosotros mismos estaremos creando sin querer otras que practicarán nuestros descendientes en el futuro.