Todo español ha escuchado, al menos una vez en su Vida, esta canción. Sin embargo, su origen no es español, sino que debe su origen a Leon Caerts, músico, y a Leon Rozenstraten, que compuso la letra, ambos de nacionalidad belga.

¿Sabías que la canción “Qué viva España” no la compuso un español?

Así es, los extranjeros fueron los que sacaron las bellezas España a relucir por el mundo. La letra estaba escrita en un principio en dialecto flamenco. Fue Christina Bervoets en 1972 el primer intérprete de la canción, quien por aquel entonces usaba el nombre artístico de “Samantha”. Así pues, en 1972 se estrenó la canción “Eviva España” con Leon Carts de músico y con Leon Rozenstraten de letrista y Samantha como cantante.

Su primer estreno

El primer bombazo que tuvo esta canción fue en Bélgica con 127.000 discos vendidos y 475.000 copias en todo el mundo. Después de esto, la canción se tradujo a muchas lenguas, pero fue Manuel De Gómez, que era un empleado español que trabaja en la embajada Belga, quien tradujo la canción al español.

Dado la popularidad de ésta, Samantha fue invitada a España, concretamente a Madrid, el verano de 1973 para interpretar este gran éxito. En ese verano, Manolo Escobar [VIDEO] la tomó y la versionó con la traducción que hizo Manuel De Gómez, quien aplicó pequeños matices como el cambio de “… por eso se oye este cantar…” a “…por eso se oye este refrán…” y cambió el título por “Y viva España”, a pesar de que se conoce de forma popular como “Qué viva España”, que es su traducción exacta.

Por aquel entonces, Manolo Escobar estaba en pleno esplendor de su carrera, así que no tardó en popularizarse la canción en toda España, convirtiéndose en casi un himno nacional a los ojos del resto del mundo y para el propio país.

Entonces, en España reinaba el Franquismo, en 1973, en sus últimos momentos, es por eso que esta canción marcó las primeras pisadas del cambio que España estaba experimentando. Se trajo por primera vez en mucho tiempo a un cantante extranjero, dejando así claro al resto del mundo que España abría sus fronteras y dejaba a un lado su proteccionismo. Por aquel entonces, Francisco Franco dejaba el poder en manos del almirante Luis Carrero Blanco quedándose sólo con la Jefatura del Estado y el país, atravesaba una dura crisis económica, empezaba a abrirse al comercio internacional, pero de manera torpe pero ahí estaban las artes, la música, el deporte que unía a una gran nación, tal vez el recuerdo de lo que fue la pueda volver a unir.