La metodología de realizar entrevistas de Trabajo ha ido cambiando a lo largo de los años, hoy en día tenemos tantas variantes posibles como tutoriales para presentar el currículum ideal y tener un buen perfil.

¿Qué tipos de entrevistas se realizan habitualmente?

Entrevistas cara a cara: previamente han revisado tu currículo (primera criba), lo que incita en ellos la curiosidad para una oportunidad donde conocerte en persona. Tras una batería de preguntas donde escudriñan hasta la última frase de mentirijillas piadosas que has colado para inflar tu experiencia y dar el perfil del candidato ideal. Estos encuentros han quedado antiguos y pasadas de moda.

Online: normalmente suceden cuando el entrevistador y el candidato al puesto no residen en el mismo lugar. Otro de los posibles motivos es aprovechar el tiempo al máximo y mientras el entrevistador rellena un cuadro de contabilidad, realiza unas "preguntas tipo" (sacadas de Internet) para aquél que se encuentra al otro lado de la pantalla.

Entrevistas grupales: para empezar, el proceso de selección es bastante difuso, las personas que se presentan a una Entrevista grupal no han tenido que enviar previamente el currículum. ¿Por qué están ahí? Al llegar a este tipo de entrevistas, por llamarlas de alguna manera ya que obviamente no cumple los requisitos (según la RAE, entrevistar es tener una conversación con una o varias personas para un fin determinado. Conversación: acción y efecto de hablar unas personas con otras).

El entrevistador (o mejor, llamarlo "ponente") explica las características del trabajo, las tareas a realizar, el horario, el sueldo, las comisiones, la formación... Puede dar o no, una ficha para rellenar datos personales, de formación y experiencia. No existe una interacción hablada con él. Sólo actuamos de receptores.

La actitud en las entrevistas

¿Cómo se llega al siguiente proceso? Por actitud. Mientras él ha ido explicando en qué consiste el puesto, analiza a todas las personas de la sala y decide cuáles pasan el proceso de selección. tras esa primera criba, viene el proceso de formación (no remunerada) y después el periodo de prueba (un mes aproximadamente), sino se supera no cobras.

Lamentablemente éstas últimas son las que están a la orden del día. Interacciones grupales, dinamismo, modernidad etc. La única solución para nuestros tiempos: reinventarse o morir. Armaos de paciencia y continuad con las búsqueda laboral.