Se trata del último modelo y más innovadora mascarilla para protegerse contra el Coronavirus que se confeccionado en las últimas fechas. Es la conocida como la mascarilla del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Y que a través de perfeccionamiento en su estructura y materiales permite a sus usuarios una mejor y más completa protección frente al virus. Tal ha sido su impacto entre la población española que en pocos días su demanda se ha incrementado notablemente entre los usuarios. Hasta el punto de que los encargados de la puesta en marcha y comercialización de esta mascarilla tan especial han manifestado que estamos desbordados ya que la gente ha visto mucha piratería y sobre todo poca calidad en este utensilio para no contagiarse.

Mascarilla del CSIC contra el coronavirus: dura más tiempo

¿Qué es lo que hace de esta mascarilla que haya creado una gran demanda por parte de buena parte de la población. En primer lugar, la mascarilla del CSIC se caracteriza por su mayor duración que es debida a la incorporación de un nuevo material llamado nanofibras que permite una mayor resistencia con el paso de los días."Pueden ser utilizadas por los usuarios durante varios días, tienen mayor tiempo de usabilidad y en poco espacio de tiempo serán también antimicrobianas y biodegradables", explica el Consejo Superior de Investigaciones Científicas en una nota de prensa.

Más ligera y ajustada muy bien a la cara

Otra de sus aportaciones más relevantes frente a otros modelos reside en el hecho de que es una mascarilla mucho más ligera y se soporta mejor.

Esta particularidad se debe a la incorporación de unos filtros muy potentes, pero más ligeros, que ayudan a eliminar el calor y la humedad. Para que de esta forma, la sensación al tomar contacto con la piel sea más cómoda que en las restantes. En este último caso, como consecuencia de sus formas cóncavas y un diseño muy bien definido que genera que se ajuste muy bien al entorno facial de las personas.

Sin que genere ninguna clase de molestias o picor en la piel o la parte exterior de boca y nariz.

Capacidad de filtración permanente

Tampoco puede olvidarse como otro elemento diferenciador el hecho que presenta una capacidad de filtración que es permanente. De esta manera, su eficacia contra el coronavirus es mucho más eficaz ya que pueden usarse con mayor frecuencia y con las garantías suficientes como para preservar a las personas de los efectos del patógeno.

Mientras que por otra parte, este tipo de mascarillas cuenta con una certificación especial CPA FFP2 que ha sido desarrollada para el mercado europeo. Con la ventaja adicional de que aporta una tecnología con garantía científica que ha sido impulsada por investigadores del CSIC.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!